¿Que es la nación Camba?

04 de Septiembre de 2008, 01:35

¿En que momento surge el Movimiento “Nación Camba”?

La “nación camba” aparece en el año 2000, curiosamente en un momento donde la toma de tierras era masiva realizada por campesinos colonizadores del MST (movimiento sin tierra) especialmente en la zona de San Julián, Yapacaní, Santa Rosa del Sara; cansados de esperar años que la “reforma agraria” les otorgue un pedazo de terreno para producir y ante los oídos sordos de las autoridades del INRA, los campesinos y sus familias se organizan decidiendo utilizar la acción directa (toma de tierras) y dar solución a sus necesidades.

Obviamente y defendiendo sus grandes extensiones salen al paso los terratenientes y en esa ocasión recordamos al entonces presidente del comité pro-santa cruz, Lorgio Paz S. (terrateniente), se escandalizaron y exigieron al prefecto la inmediata intervención del ejército para la defensa de la propiedad privada con el discursito de siempre: “respeto a la seguridad jurídica”, “estado de derecho”; este señor no solo hablaba por el y su familia si no por un grupo de terratenientes, que quieren hacer creer que por obra del espíritu santo han aparecido como dueños de grandes extensiones de tierras, pero bien sabemos que fueron favores de diferentes gobiernos, especialmente del MNR , que en el 52 ante la toma de tierras por los campesinos plantearon la dichosa “reforma agraria” para evitar que los gamonales pierdan su propiedades.

Lo cierto del caso es que durante ese conflicto de la toma de tierras las poblaciones del oriente boliviano han estado militarizadas, incluso convirtieron las escuelas en cuarteles temporales de las tropas, como fué el caso de la Enconada, producto de la presión que ejercieron los agroindustriales y terratenientes.

Como comprenderán, es necesario ubicar en el tiempo y espacio la situación política de la región en el momento que entra al escenario la “Nación Camba”;

Este grupo responde ideológicamente a la burguesía imperialista y por añadidura a los intereses de la clase burguesa cruceña, a quienes, desde el principio, les ha gustado las sobras de las potencias: nos referimos a los empresarios cruceños incapaces, latifundistas, politiqueros y toda la manada; ahora montan un show (Autonomía, pero para los ricos) nuevamente para defender sus propiedades; pero sobre todas las cosas buscan preparar el terreno a las transnacionales por medio de la “autonomía” y que, de manera "legal" continúen con el saqueo de la región como hasta ahora. (desarrollado mas adelante)

Para cumnplir esos cometidos, la derecha es como el camaleón: lo puede hacer llamando a “poner mano dura”, “meter bala” ya que rechazan cualquier asentamiento humano ya sea de los cambas yescas o de los collas también pobres; o con mayor paciencia tratando de levantar grupos que de manera astuta enarbolen las demandas aparentemente “populares” incluso utilizando nombres que lleguen al sentimiento regional del ciudadano común.

De ahí que los vemos llamarse “Cambas” siendo que esa palabra tiene una connotación de clase: la usaban los patrones para dirigirse a sus peones, a la cambada, los cunumis; es como ver al lobo queriendo hacerse pasar por ovejita.


¿¿QUE NOS DICEN LOS DE NACION CAMBA??

Bueno, dicen muchas cosas, veamos:

1.- Se basan en la premisa equivocada de que “Bolivia no es una colonia” cuando la realidad demuestra todo lo contrario, no es cuestión de negar lo evidente, de cerrar los ojos ante la realidad, de repetirse que no lo somos, si no de reconocer la realidad y plantearse transformarla, verla de manera objetiva.

Debemos aclarar que Bolivia nunca ha sido “independiente” desde su creación, ahora menos, cuando todos los días vemos que la política del gobierno está subordinada a los mandatos de la embajada norteamericana como:

- La lucha contra el narcotráfico, es decir la erradicación de la hoja de coca en el chapare y en los yungas que es imposición de EEUU.

- La política de disminución de los gastos públicos, disminución en el presupuesto a universidades, salud, incrementos salariales miserables por ejemplo a maestros.

- Condicionamientos que se le impone a Bolivia para que abra su mercado a las empresas extranjeras, aplicando el libre mercado “libre competencia”, ALCA, MERCOSUR.

- Aprobacion de leyes como la Inmunidad a soldados EEUU.

- La misma capitalización, que fue aprobada en un ambiente de protesta constante del pueblo, en contra de la voluntad de la mayoría.


2.- Todo lo enunciado anteriormente ha sido aprobado con el consentimiento alcahuete de la burguesía cruceña y ahora dicen ser un movimiento de “Liberación Nacional” que su ideología es el “nacionalismo cruceño” que va luchar contra todas las formas de colonialismo y dominación.

Como insulto a nuestra inteligencia, estos señores nos creen bobos, ya que por un lado se declaran “nacionalistas”, entendiéndose la posibilidad de aplicar políticas proteccionistas es decir que de manera demagógica quieren hacer creer que:

Con seguir pidiendo las migajas que caen del imperialismo norteamericano es posible imponer una política independiente que permita “desarrollarnos”, bien se dice que “quien pone la plata impone sus ideas (en este caso la política a seguir)”; (señalamos y remarcamos que la ideología nacionalista está desfasada de la historia en países atrasados como el nuestro, explicación que desarrollaremos en otro apartado), el capitalismo no permite el desarrollo de los estados nacionalistas pues los imperios ya se han repartido el mundo, solo buscan abrirse mercado para vender sus mercancías y de eso sirven los que no alcanzaron su desarrollo, de basurero de los imperios (europeo y norteamericano).

Pero sigamos... Estos señores, al parecer se creen superman, ya que declaran ser los defensores del “nacionalismo cruceño” y a la vez dicen que la clave del desarrollo está en los mercados ampliados pero aplicando el libre mercado, es decir:

Piden a gritos la apertura de nuestras fronteras al capital extranjero. ¡¡Sería bueno que se definan o blanco o negro, ya que son dos corrientes contrarias!!

Veamos a continuación lo que dicen textualmente:

“El desarrollo cruceño debe basarse en mercados ampliados de América del sur con vistas al mercado común que se consolidará el año 2005, como efecto de los acuerdos del ALCA y MERCOSUR suscritos por Bolivia”.

Que descaro de la burguesía Oriental, que dice ser nacionalista, claro, pero sólo cuando se trata de defender su propiedad privada ante el temor de que el campesino pobre, los obreros y mayorías oprimidas se rebelen y les arrebate por la fuerza los medios de producción (tierras, fábricas, empresas).

Su careta de “nacionalistas” se les cae cuando se trata de enfrentar a sus amos. Veamos:

Ante la presencia de las petroleras en la región que daña los lugares declarados tantas veces “reserva forestal”, “patrimonio nacional” no dicen nada, al contrario les defienden con ese discursito barato y muy gastado de la “seguridad jurídica”, ahora con su “trampa de autonomía” quieren que el departamento se les abra de par en par para que continúen el saqueo por medio de CHACO, REPSOL, TRANSREDES y las ONG's que roban nuestros recursos naturales con la biopiratería.

En resumen:

Este grupo de derecha (Nación Camba) sólo se opone y se opondrá a cualquier levantamiento de los pobres, de los explotados, porque las acciones de los de abajo son contrarias a sus intereses y a la de sus amos (empresariado cruceño, comité civico) que ideológicamente responden a las transnacionales de ahí que también plantean la apertura de mercado con el ALCA, MERCOSUR que es totalmente contrario al nacionalismo.

Ello prueba que todo su discursito de “nacionalista ” es una farsa y no tienen argumentos para sostenerlo, la clase burguesa sea de oriente u occidente, se ponga el nombre que se ponga, no puede defender los intereses de los pobres ya que ésta no es la lucha de regiones como unos vivillos quieren hacernos creer; La LUCHA ES DE CLASE CONTRA CLASE.

Sólo mediante la expulsión de las transnacionales y sus agentes por medio de la revolución social de las mayorías detrás de la política de la clase obrera podremos alcanzar la soberanía, para liberarnos necesitamos una nueva sociedad, con una distinta base estructural y económica.

A CONTINUACION CITAMOS TEXTUALMENTE ALGUNOS DE LOS PLANTEAMIENTOS DE LA NACION CAMBA

En uno de sus párrafos se lee:

“No podemos omitir que casi un millón de miserables acosan nuestras periferias urbanas intentando encontrar su espacio en un mercado laboral que cada día se vuelve mas exiguo no tanto por el modelo económico que nos impusieron los imperios, sino por nuestra propia incapacidad estatal para generar labores productivas que exilien la informalidad y el desempleo crónico”.

Lo expuesto en esta plataforma de lucha del movimiento de la nación camba, vemos que es un análisis poco objetivo de la realidad económica del país y el mundo. Por lo tanto corresponde aclarar que a nivel mundial rige un sistema económico capitalista pero además que se encuentra en decadencia y las consecuencias las recibimos los países atrasados como Bolivia, donde el capitalismo se introduce tardíamente a través del capital financiero extranjero que invierte en lo que le interesa desarrollar y lo conveniente a sus intereses, que favorecido por la incapacidad de la burguesía (clase dominante) boliviana se convierten en dueños y señores; pero ante este hecho la oligarquía regional no se puede lavar las manos ya que una vez se integra al país, ha sido corresponsable de las medidas anti-populares del gobierno central al que tanto critican y satanizan, por ejemplo cuando aprobó la capitalización y el decreto 21060.

En el tiempo de la colonia, cuando profundiza la producción agrícola toda la ganancia que obtuvo, la oligarquia regional no tuvo la visión progresista para poner en pie una industria que sea capaz de mover el aparato productivo, al contrario, muy alienada a lo europeo, utilizó la mayor parte de sus ganancias en lujos...

En 1942 recibe ayuda americana donde aparece la CAF.

Otra cita:

“En el marco de la democracia el pueblo debe tener amplias facultades deliberativas, pudiendo sus acuerdos, resoluciones o demandas, ser elevadas, públicamente, a las instancias correspondientes”.

La “democracia” necesita ciertas condiciones básicas para darse, como la independencia entre los tres poderes del estado (legislativo, ejecutivo y judicial), pero además requiere de soberanía y para nadie es una novedad que en Bolivia no existe.

La oligarquía regional critica y tacha de "antidemocráticas" las marchas, bloqueos, huelgas, y desde la derecha, plantea hasta el cansancio que se debe poner “mano dura” a los que se manifiestan con la acción directa. Estamos seguros que si de ellos dependiera mandarían reprimir cualquier protesta.

Para ello aclaran que “en el marco de la democracia”el pueblo debe soportar y callar, acatando la ley y sus procedimientos, tratan de hacernos creer que ahora si “podemos confiar en ellos y que su administración será transparente”, pero la gente ya no confía en la democracia representativa que además es práctica de la clase dominante. En este caso ellos plantean apoyarle, ya que en su experiencia ha visto como se corrompen , podemos ver que no hay mayores diferencias con la centralización es decir la forma de controlar del pueblo es nula; claramente lo expresan cuando dicen en las “instancias correspondientes” (asambleas de diputados), es decir, como ha sido hasta ahora con el estado.

“Serán de dominio originario del Departamento, la región o la nación que le corresponda, todos los recursos naturales que contenga el suelo y el subsuelo. Toda la concesión de los mismos a empresas nacionales o extranjeras, deberá ser aprobado, previamente, por las instancias legislativas y ejecutivas a nivel Departamental o regional”.

“En caso de concesiones hidrocarburíferas o mineralógicas, los departamentos propietarios, recibirán, en compensación por su explotación, el 50% delas rentas que reciba el Estado central. En ningún caso la participación Departamental, podrá ser inferior al porcentaje de regalías ya conocidas por ley”

“El gobierno del departamento, por la vía de su Poder Legislativo, evaluará, aprobará o rechazará, todos los planes de colonización que por iniciativa del gobierno central, Gobiernos extranjeros, asociaciones o entidades públicas o privadas, nacionales o extranjeras, presenten a su consideración”.


Para el ciudadano común la descentralización no es garantía de buen manejo de los recursos del departamento, ningún gobierno burgués nacional y menos en manos de la oligarquía regional que viene a ser la otra burguesía de Bolivia tienen la capacidad de defender los recursos ya que está subordinado a intereses de las transnacionales aunque ellos afirmen lo contrario. Hasta ahora así lo han hecho, ni siquiera han podido imponer una política proteccionista.

La confianza en los poderes del estado, ya sea nacional o regional, la gente laya perdió. Solo por citar como es posible que aprueben la inmunidad a soldados EEUU.

Solo un estado obrero puede recuperar la soberanía del país y por ende la defensa de los recursos naturales e hidrocarburíficos.

Ahora se plantea de otra parte de la clase de los ricos, dirigida por los empresarios cruceños, y se autonombran los forjadores del progreso. La clase explotada, incluída la clase media, no podemos dar oído a estos oportunistas que se visten de superhombres con la finalidad de ganar el apoyo de la gente para defender los intereses de las transnacionales. Eso es lo que refleja su agenda de objetivos y la autonomía departamental es, para las petroleras, una garantía de saquear con mayor tranquilidad y la cama se las están tendiendo la oligarquía regional de Santa Cruz y Tarija reconociendo, que son los dos lugares donde se concentran la mayor cantidad de pozos petroleros.

¿A QUIÉN REPRESENTA
Y A QUIÉN DEFIENDE LA NACIÓN CAMBA?

A traves de sus pocos años de existencia, el Movimiento Nación Camba ha dejado en claro a quiénes representa y a quienes defiende:

Representa a un sector de la sociedad cruceña reconocido como aquella élite encaramada en los estatos superiores (la oligarquía regional cruceña).

Defiende los intereses del empresariado cruceño en su pugna por acaparar mas espacios de poder político y económico. Además, su silencio ante el actual saqueo de nuestras cooperativas señala inequívocamente su fraternidad con los grupos ocultos de poder (conocidos como LOGIAS).

Defienden, a su vez, los intereses económicos de las empresas petroleras y transnacionales por medio de la busqueda de un modelo, el Autonómico, con el cuál pretenden asegurar la continuidad del saqueo de nuestros recursos naturales.

Aclaramos que la Autonomía, en si misma, no es mala, pero se convierte, en este caso, en el caballito de batalla de la Nacion Camba por medio del cual busca consolidarse y mostrarse como los mas dispuestos a ser serviles a quienes saquean nuestro país.

Para conocer mas ampliamente acerca de lo que ES la Nacion Camba recomendamos visitar el apartado llamado "¿QUE ES?" así como tambien la seccion de Documentos ("El Origen del racismo en Santa Cruz"), que desvela el trasfondo ideológico de este movimiento.


¿QUE ES UNA NACIÓN?



Siempre es un buen comienzo buscar la definición del diccionario. La interpretación de la misma siempre se ajustará, sin falta, a las necesidades de quien lo haga.

Eso si, debemos entender que la definición de lo que es una "Nación" (muchas veces confundido con "gentilicio" o "Estado") es vital al momento de analizar a movimientos nacionalistas, sea del tipo que sea, sea la razonabilidad o no de sus tesis.

La siguiente definición es extraída de Pequeño Larousse Ilustrado (1993):


Nación:

Sociedad natural de hombres a los que la unidad de territorio, de origen, de historia, de lengua y de cultura, inclina a la comunidad de vida y crea la consciencia de destino comun.

SUSTENTO "HISTÓRICO" DE LA NACIÓN CAMBA



Recientemente tuve oportunidad de leer, y comentar, un artículo cuya autoría corresponde al Dr. Carlos Dabdoub A., miembro fundador de la Nacion Camba, y que pretende, de alguna forma, ser una especie de "sustento" histórico al movimiento denominado Nación Camba.

Como era de esperarse, mis comentarios a tal escrito, sesgado y tendencioso como los haya, no tuvieron respuesta en el propio foro de la Nación Camba.

A continuación incluyo artículo y los comentarios al mismo. Que cada quién saque sus propias conclusiones.

CURUYUQUI

Por: Carlos Dabdoub Arrién
Extraído del Foro de la Nación Camba

Los primeros años de la última década del siglo XIX que vivió Santa Cruz fueron muy intensos en movimientos sociales reivindicatorios. Primero hubo la insurrección del 2 de enero de 1891, llamada “rebelión de los Domingos”, encabezada por Domingo Ávila y Domingo Ardaya, que rescataba el ideario federalista de Andrés Ibáñez en 1876. De acuerdo a algunos autores, esta revolución tuvo un carácter independentista. También crearon el Banco Federal que imprimió su propia moneda y conformaron un Ejército y Guardia Federal propios. La consigna era “Federación o Muerte”. El rico minero Aniceto Arce, entonces presidente de Bolivia enfrentó a los rebeldes enviando una tropa del gobierno central, bajo el mando del general Ramón González, apodado “Pachacha”, que en aimara significaría dos veces hombre. El fue quien retomó la ciudad el 20 de febrero del mismo año, tomando prisioneros a los que calificó de “facciosos, delincuentes revoltosos, sediciosos y fugitivos”, pasándolos a la justicia ordinaria boliviana de inmediato.

Poco después, en diciembre de 1891, los principales jefes del pueblo chiriguano reunidos en Cuyuruqui –situado en la prolongación del valle de Ibo, cerca de Camiri–, se pronunciaron por la guerra contra el pueblo blanco “karai”. Era un acontecimiento más de una larga historia de casi 300 años de enfrentamientos, que comenzó en 1564 cuando los nativos de esta región destruyeron Santo Domingo de la Nueva Rioja, fundada por Andrés Manso a orillas del río Parapetí. Esta etnia por su forma de ser, supo combatir a los conquistadores ibéricos y a los incas, siendo jamás doblegados, pues su valor más preciado siempre fue la libertad y la reivindicación de las tierras que ocupaban. Según Thierry Saignes, poco antes del arribo de los españoles, los chiriguanos, –que preferían llamarse “ava”, que en su lengua significa hombre– llegaron desde las llanuras paraguayo-brasileñas para dominar la tierra de los Chané, iniciándose con éstos el mestizaje de lo que vendría después a ser conocido como la cultura o nación camba, que se desparramaría por los territorios que conforman los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y parte de Tarija.

El llamamiento a las armas de 1891 traía a la memoria el genocidio realizado en diferentes momentos primero por los europeos y luego por tropas bolivianas azuzados por algunos hacendados lugareños. En conclusión, reclamaban la reparación de las injusticias del pasado. Se organizaron más de cinco mil querembas (guerreros) alrededor del “Tumpa” Apiaguaqui, o Chapiaguasu, como lo llama Francisco Pifarré, quien fue para ellos algo así como una expresión del hombre transformado en dios.

La horrenda batalla se dio en Curuyuqui el 28 de enero de 1892, siendo derrotadas las fuerzas chiriguanas. Allí cayeron más de 800 guerreros, iniciándose de inmediato la persecución de Apiaguaqui. Durante la misma, tanto las tropas militares como los propios terratenientes iban asesinando a los miembros de este pueblo, confiscando ganado y alimentos también. El que dirigió esta masacre fue el coronel Melchor Chavarría, el “llulla” (mentiroso en quechua), delegado del gobierno en Sucre “cuyas instrucciones eran limpiar la zona de todo vestigio de rebeldía indígena” (José Luis Roca. Economía y Sociedad del Oriente Boliviano, 2001). Finalmente el 13 de febrero se logra la captura del “Tumpa” que después de ser sometido a consejo de guerra y seguramente a torturas, fue fusilado junto a sus otros dos capitanes, Güaracota y Ayemoti. Hasta entonces, ya habrían muerto más de dos mil aborígenes.

Han pasado 112 años desde aquellos hechos sangrientos que hoy merecen algunas reflexiones. Una de ellas la expresa la historiadora Paula Peña (La permanente construcción de lo cruceño. 2003) cuando dice: “A lo largo del siglo XIX, en lo político, la región apostó por el federalismo. A su vez, fue también el inicio de un anhelo cruceño que se mantiene vigente hasta nuestros días: la autonomía”.

COMENTARIOS Y CRITICAS AL ARTÍCULO ANTERIOR

Por: Pere Jordi
Extraído del Foro de la Nación Camba (febrero del 2004)

Que bueno encontrarme con algún articulo escrito por uno de los "voceros desinteresados” de la Nación Camba. A grandes rasgos, se nota la liviandad del análisis histórico del señor Dabdoub y la manera interesada, sesgada e interesada en que emplea datos históricos para, de esta manera ajustarlos a sus intereses de grupo.

Cito y comento, a continuación, su artículo:

Carlos Dabdoub Arrién escribió:
"Primero hubo la insurrección del 2 de enero de 1891, llamada “rebelión de los Domingos”, encabezada por Domingo Ávila y Domingo Ardaya, que rescataba el ideario federalista de Andrés Ibáñez en 1876. De acuerdo a algunos autores, esta revolución tuvo un carácter independentista".

Inicia su artículo queriendo demostrar el carácter "combativo" innato del habitante de estas tierras. Eso si, salta, de párrafo en párrafo, de grupo a grupo. En unos, son los blancos citadinos sus referentes, a continuación, los indígenas originarios de estas tierras. Eso si, no se molesta, el señor Dabdoud, en señalar la diferencia que existe, políticamente, entre ambos grupos humanos.

Tampoco ahonda (porque le conviene) en la naturaleza de la lucha de Andrés Ibáñez, cuyo nombre lleva nuestra provincia. No señala, Dabdoub, que a Ibáñez lo denunciaron y traicionaron los cruceños asentados en nuestra ciudad, terratenientes ellos, porque sus ideales igualitarios amenazaban sus intereses económicos. Es decir, Ibáñez lucho en contra de las oligarquías NO SOLO BOLIVIANAS-CENTRALISTAS sino también a los oligarcas locales. Lo gracioso es que son los oligarcas actuales (representados en el Comité Cívico y dueños vitalicios de nuestras cooperativas) quienes nombran a Ibáñez e intentan "hacerlo suyo".

Continuemos con el artículo de Dabdoub:

Cita:
"Poco después, en diciembre de 1891, los principales jefes del pueblo chiriguano reunidos en Cuyuruqui –situado en la prolongación del valle de Ibo, cerca de Camiri–, se pronunciaron por la guerra contra el pueblo blanco “karai”".

El turno de nuestros valientes originarios... El termino "Karai" es aplicado al blanco en general, es decir, tanto al blanco español (como lo eran la mayoría de los que colonizaron estas tierras) así como los descendientes de otras corrientes migratorias (árabes, inglesas, francesas, yugoslavas, etc.).

La lucha de nuestros pueblos originarios, sobre todo la de los chiriguanos, era en defensa de su tierra y por la sobrevivencia de su propio pueblo.

Muchos prefirieron morir a ser esclavizados por los "karai" (blancos).

Incluso recientemente, el Rey español se entrevistó con el Capitán Grande de estos pueblos, porque el estado de guerra entre ambos pueblos (el reino español y los chiriguanos) aun permanecía latente.

La lucha de ellos no era por ninguna nación "camba", pues ellos eran lo que eran, y no lo que Dabdoub ni nadie quiera que sean.

Cita:
"Según Thierry Saignes, poco antes del arribo de los españoles, los chiriguanos, –que preferían llamarse “ava”, que en su lengua significa hombre– llegaron desde las llanuras paraguayo-brasileñas para dominar la tierra de los Chané, iniciándose con éstos el mestizaje de lo que vendría después a ser conocido como la cultura o nación camba, que se desparramaría por los territorios que conforman los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y parte de Tarija".

Espero que el señor Dabdoub no pretenda poner palabras en boca del señor T. Saignes, al referirse a la construcción de esa "nueva cultura camba".

Señor Dabdoub: ¡Para eso existen las comillas, para indicar las CITAS textuales y diferenciarlas de los comentarios!

Efectivamente, los chiriguanos conquistaron a los pueblos de su entorno, pero no se puede hablar, ni de lejos, de "homogeneización" cultural por imposición militar de un pueblo sobre otros. Prueba de ello es que, actualmente, existen diversas etnias o grupos culturales originarios diferenciados, habitando nuestro territorio.

Lo peor, y aquí viene la mala intención del autor del artículo (el señor Dabdoub) es la intención de ligar, forzosamente, la herencia del pueblo guaraní con aquello que el denomina Nación Camba.

¡¡No falsifique, señor Dabdoub, la herencia de los chiriguanos!!

¡¡Respete, por favor, la identidad de nuestros pueblos originarios y no intente mezclar dos cosas diametralmente opuestas!!

Si vamos a hablar de herencia cultural, o descendencia genealógica directa, peor para usted y su movimiento, pues tiene usted de guaraní lo que yo tengo de marciano. Guaraníes no habían en Turquía (o donde sea el lugar de origen de su afamada familia).

Queda mas que clara su intención de incluir, de un plumazo, debajo de la capa de una supuesta "identidad camba" a todos las autenticas identidades culturales de nuestro territorio.

Lo curioso es el silencio cómplice de los historiadores (Alcides Parejas: ¿donde estas?) que no responden de manera contundente los aventuramientos pseudo-historicistas de Carlos Dabdoub.

-----------
El artículo prosigue describiendo los detalles de una batalla en la cual los chiriguanos fueron masacrados tan cruelmente como lo son, actualmente, los pueblos originarios de esta región.

Pero esta vez no son bayonetas, es el hambre y la exclusión a la que están condenados por las oligarquías de hoy, representadas en el Comité Cívico y el empresariado cruceño y su último instrumento: la Nación Camba.

Intentar rasgarse las vestiduras, señor Dabdoub, por el pasado, cuando en el presente estamos haciéndolo aun peor es pecar de hipócritas.

Que intente reforzar sus posiciones citando a historiadores de su línea ideológica es algo que resulta burdo e innecesario.

Ningún historiador que se precie puede pretender hablar, peor aun, emitir sentencias tan categóricas como lo hace la señora Paula Peña.

En fin, estimado señor Dabdoub, es usted mucho mejor medico (nos lo demostró en el hospital San Juan de Dios) que historiador.... como dice el refrán: ¡Zapatero, a tus zapatos!

Dejemos que cada quien haga lo que le corresponde y sabe hacer.

Pero claro, si nuestra universidad estatal no tiene una facultad o carrera de Historia, es normal que hayan muchos que se aventuren a fungir de historiadores.

Reciba usted mis cordiales saludos.

Pere Jordi



Otra fuente de la cual busca aferrarse este movimiento "nacionalista" (las comillas son a propósito) es la base establecida por el tristemente conocido Carlos Valverde Barbery en el libro "La Nación de la Llanura y su derecho a ser independiente" en el cuál el autor comete el mismo error (bastante recurrente en los ideólogos de este movimiento) de mezclar la lucha indígena en contra de sus invasores hispanos con la lucha de los criollos en contra de la Corona española. Incluso no les tiembla el pulso para mezclar esas luchas, ya distintas entre si, con la "lucha" actual de las oligarquías cruceños en busca de mayores cupos de poder político y económico.

LOS CABECILLAS DE LA NACION CAMBA

Sergio Antelo

Arquitecto y ex-alcalde de la ciudad.
Es la cabeza mas visible de la Nacion Camba en la actualidad. Incansable (e intragable) expositor del ideario de la Nación Camba en cuanta oportunidad se le presenta.

No puede evitar incluir, cada tres palabras, su intencionalidad de llegar al uso de la fuerza para "defender los sagrados designios" de nuestra región. Eso si, a las logias que saquean nuestras cooperativas no les dirige ni media palabra.

Carlos Dabdoub Arrién

Conocido médico cruceño de origen árabe. Su reciente interes en cuestiones "históricas" le convierte, junto a otros miebros de Nación Camba, en el "sustento historico" de dicho movimiento. No dejan de ser interesante sus apreciaciones personales referidas a las logias.

Se convirtió en una de los "escribidores" de Nacion Camba. Su cargo como portavoz del Comité Civico demuestra, una vez mas, que Civicos, Nacion Camba y los logieros son lo mismo. El premio a la lealtad sera... la prefectura?


Paula Peña

Profesional joven, proveniente de una familia de inmigrantes judío-alemanes, educada bajo estrictas normas de disciplina e influenciada por el regionalismo de su padre, el conocido dirigente deportivo Edgar Peña Gutiérrez, y su tío Aldo Peña, entusiasta seguidor de la Nación Camba

Licenciada en Historia graduada en la Universidad Católica del Uruguay, docente de la Universidad Estatal de Santa Cruz, donde se la conoce como la generala por su carácter dictatorial y no permitir la confrontación de ideas con su pensamiento y su interpretación de la historia, sobre todo regional. Uno de los temas favoritos al impartir su cátedra es el libro Mi Vida de Adolfo Hitler.

Escribió el libro La Permanente Construcción de lo Cruceño para ayudar a sentar las bases de la formación de la organización Nación Camba.

Gracias a su ligazón con los grupos de poder se proyectó como referente regional encargada de difundir la visión de la Nación Camba sobre la historia de Santa Cruz, presentada en los medios de comunicación bajo el rótulo de historiadora, pero desde el momento que incursiona en la política, que eso es ser de "Nación Camba aunque avergonzada lo oculta, su posibilidad de ser realmente historiadora ha quedado postergada.

Resumiendo, hace labor de sustento ideológico y es la voz del pensamiento de las logias que desde el Comité Cívico pro Santa Cruz se proyecta.

LA NACIÓN CAMBA
Y SU HERMANDAD MANIFIESTA
CON EL COMITÉ CIVICO CRUCEÑO

La relación entre la Nación Camba y su pares del Comité Cívico no es, unicamente, una relación "natural" entre dos instituciones que se encuentran espontáneamente en la misma senda: es, sin lugar a duda, la hermandad institucional basada en la igualdad de objetivos (el "nacionalismo", con Z o sin ella, de base racista y fascista) y el método empleado en alcanzarlos.

Ya no se trata, en el caso del Comité Cívico, de encabezar las luchas regionales en pos de una mejora de la calidad de vida del cruceño. Se limitan, ambas instituciones, en pretender representar, desde sus cómodas poltronas, a todo un pueblo que nunca les ha escogido para ello y desde ellas, hablar solo cuando así lo requieren los empresarios.

Eso si, si el pueblo cruceño sale a las calles, ambas serán las primeras en acallar al pueblo o, cuando menos, ignorar su lucha guardando un silencio cómplice.

Es también significativa la coincidencia, entre ambas instituciones, en el papel que le dan al ciudadano de apie, a quien prefieren tenerlo "mirándola de palco" cuando se trata de escoger nuevos líderes o participar en la toma de decisiones. Nada más apropiado tratándose de instituciones con gran afiidad al paternalismo propio de los movimientos fascistas de los años '30.

A su vez, la Nación Camba guarda un silencio frente a la necesidad de democratizar el ente cívico, hoy reducido a cenizas si lo comparamos con el de hace un par de décadas y ambas callan ante la desverguenza de las logias encaramadas en las cooperativas cruceñas.

La camaradería se esclarece cuando se trata de "mostrar el músculo": a la mente se me vienen las convocatorias conjuntas (Nación Camba y la UJC, brazo "militar" y fuerza de choque del Comité Cívico) para detener el vance de marchas campesinas. Esta afinidad es comprendida cuando se recuerda que Carlo Valverde Barbery, ex-paramilitar falangista e ideólogo de las tesis "nacionalistas" cruceñas, fué el primer presidente de la Unión Juvenil Cruceñista.

EL SILENCIO COMPLICE DE LA NACIÓN CAMBA

La Nación Camba no se cansa de repetir, en cuanta oportunidad se les presenta, que entre sus "finalidades" está la defensa de "los intereses de la región".

Suponemos, y no con poca razón, que los que vivimos en esta región nos incluimos en ella y que nuestros intereses como sociedad se ajustan a aquella abstracción esgrimida por la Nación Camba.

Pues bueno, muchos son los casos en los cuales la Nación Camba ha guardado silencio aún cuando los cruceños eramos y seguimos siendo afectados.

Es lo que ocurre en el caso de los trabajadores de San Aurelio, cuyo caso fue conocido a nivel local debido a las huelgas protagonizadas por ellos originadas por el no pago de sus salarios desde hacia ya 4 meses. No tienen ningún tipo de seguro, menos aun beneficios tales como el aguinaldo o liquidaciones. Sus niños no van a la escuela por la carencia de recursos económicos. (Ver más datos en http://prod.bolivia.indymedia.org/es/2003/12/5203.shtml)

Otros casos igual de vergonzosos y ante los cuales la Nacion Camba (defensora de los intereses de la región) no dice ni opina, son los que ocurren en los campos soyeros, donde se pueden encontrar casos flagrantes de superexplotacion de los trabajadores, obligados a realizar jornadas laborales que sobrepasan fácilmente las 14 horas y a quienes la única retribución recibida es un plato de arroz que deben engullirse en 20 minutos, para continuar su "labor".

En nuestra propia ciudad podemos encontrar casos de superexplotación, ante los cuales la Nacion Camba se limita a "mirar para otro lado". En las fábrica pertenecientes a la familia Roda se dan las condiciones de trabajo que fácilmente se encuadrarían en la definición de "esclavismo".

Otro caso, mas claro aún, es el de las "logias", que han convertido a nuestras cooperativas de servicios publicos en sus "feudos" y ante las cuales la Nación Camba no dedica ni una sola linea de las muchas que erdactan sus cabecillas.

En resumen, es claro que cuando se trata de "defender los intereses de la región" los señores de la Nacion Camba SÓLO SE REFIEREN a los intereses del empresariado local.

Dentro de sus defendidos no se incluyen los cruceños que lo dejan todos en esas fábricas y centros agrícolas y que, por ser pobres, parecen perder toda relevancia.


EL ORIGEN DE LAS TENDENCIAS RACISTAS
DE LA OLIGARQUÍA REGIONAL CRUCEÑA

En diciembre del año 2003, sale a la luz pública un folleto titulado "Ensayo sobre los orígenes de las tendencias racistas de la oligarquía regional cruceña". Con él, se pretende arrojar algo de luz sobre un tema actual y por demás espinoso como es el de las tendencias racistas en Santa Cruz y desarrollo a través del tiempo y la influencia de las mismas en organizaciones regionales de la actualidad.

A continuación señalamos el índice de contenidos del mismo:


ÍNDICE

1. ANTECEDENTES COLONIALES

2. LA ÉPOCA DE LA INDEPENDENCIA

3. LA ÉPOCA REPUBLICANA

4. ÚLTIMOS HECHOS IMPORTANTES

5. LA APARICIÓN DEL DARWINISMO SOCIAL Y SU INFLUENCIA EN SANTA CRUZ

Exponentes Clásicos.-

- Nicómedes Antelo
- Gabriel René Moreno
- Alcides Arguedas

Sus críticos.-

- Charles Arnade
- Eduardo Galeano
- José Luis Escalante
- Guillermo Lora

6. INFLUENCIA DEL FASCISMO Y EL NEONAZISMO EN LAS TENDENCIAS RACISTAS DE LA OLIGARQUÍA

7. LA APARICIÓN DE LA NACIÓN CAMBA ES EL REMOZAMIENTO DEL RACISMO

8. CONCLUSIONES

9. RECOMENDACIONES

BIBLIOGRAFÍA



A continuación desarrollamos, in extenso, el documento:


EL ORIGEN DE LAS TENDENCIAS RACISTAS
DE LA OLIGARQUÍA REGIONAL CRUCEÑA

El propósito de este ensayo es delinear cómo se ha forjado el pensamiento de la oligarquía regional con respecto a los indígenas, a los mestizos y a sí misma, para entender cómo hoy esto se expresa en forma de marcado etnocentrismo, discriminación racial, se promuevan agresiones racistas y al mismo tiempo se asume poses democráticas, se busque identificar con el término “camba” y haga pacto con grupos indígenas.

Dejamos previamente sentado que el racismo sostiene la preeminencia de ciertas razas o grupos humanos sobre otros, normalmente en función de su supuesta pureza o de características especiales y únicas. El etnocentrismo es la forma en que los individuos expresan esa diferencia.

1. ANTECEDENTES COLONIALES

Los colonizadores abordaron el problema de la existencia de pueblos nativos en la América colonial con actitud de desprecio. Los españoles en América se diferenciaron racialmente del nativo de tez oscura. Al margen del diverso origen y actividad de los conquistadores, ya sean estos oficiales, curas, comerciantes, etc. Consideraron a los indígenas seres inferiores y hasta pusieron en duda una atribución otorgada sólo a los humanos, el tener alma.

Los españoles eran etnocentristas, ellos con su cultura se consideraban modelos del ser humano, esto continúa hasta hoy, no en vano el día del descubrimiento de América lo llamaron “Día de la Raza” (de la blanca) y es su día nacional.

Por esa vía se da el fenómeno del desconocimiento del otro, cuya realidad, facultades, cultura y potencialidades no se reconocen y por ello su comunicación con el otro fue muy pobre. Imponían nombres a pueblos y lugares en forma subjetiva y caprichosa. Llamaron chiquitos a pueblos como los tobacikosis, penokis, zambikis, gorgotokis, etc., por el sólo hecho de que sus casas tenían una pequeña entrada. Cuando hablaban creían que todos entendían. Una vez preguntaron: ¿qué lugar es este?, respondieron “Yucatán” que significa “no entiendo” y así quedó bautizada la península situada en el actual México.

Los indígenas, considerados bárbaros, salvajes, etc. Fueron objeto de políticas de domesticación para su explotación. Fueron esclavizados en la mita (trabajo forzoso en las minas) y repartimientos, en las haciendas por los terratenientes o por bandeirantes portugueses. Algunos fueron usados de fuerza de combate para la guerra. Para no caer en manos de los hacendados o de los bandeirantes, muchos nativos del Oriente boliviano prefirieron ser misionados, dejando de ser nómadas se sedentarizaron y concentraron en los pueblos de las misiones.

Los jesuitas los sacaron del comunismo primitivo experimentando el postulado idealista de la Ciudad de Dios de San Agustín organizando prósperos enclaves que generaron preocupación y celos en la corona. Hasta hoy, muchos nativos agradecen a los “padres” el haberlos hecho “pueblo”. Tras la expulsión de los jesuitas la mayoría se dispersó y los hacendados se dedicaron a cazarlos.

Los poderosos eran los blancos, los dominados los indios, eso acentuó el prejuicio racial, porque aparecer más blanco, ser de origen español, significaba oportunidad para escalar socialmente, de ahí que ese privilegio sea muy disputado.

Pero la supuesta pureza racial de la que se hacía gala era pura ilusión pues según H. Vázquez “pocos pueblos son más mestizos que el español… mezcla de visigodos, árabes, judíos…” también mestizos.

El nuevo mestizaje o mezcla de diversos grupos raciales, se produjo de forma temprana en el Oriente. Según el mismo autor, los españoles no llegaron con mujeres para procrear y lo que hicieron fue tomarlas de los indígenas. Indica el caso del gobernador Martínez de Irala, que en su testamento declara haber tenido varios hijos con sus criadas.

Pero el rechazo a la mezcla se tornó cada vez más candente. Según René Moreno en su “Catálogo de Moxos y Chiquitos”, “el puntillo de la pureza de sangre llegaba al inaudito exceso en Santa Cruz por aquel entonces. Con toda gravedad se hacía valer la tacha de mestizo aun sobre asunto en que nadie pudiera hoy sospecharlo”. Y refiriéndose a los cholos o mestizos indica “eran estos tan mal mirados por la plebe en Santa Cruz, que su aversión por ellos era comparable a la que todos sentían por el camba, chiriguano y por los zambos y mulatos de la frontera portuguesa. De aquí el artículo de doctrina popular cruceña: “Los enemigos del alma son tres: colla, camba y portugués”. Todo el que tenía sangre indígena oriental, o sea nativos y mestizos, eran considerados “cambas” y despreciados. Se decía que mezclas de varones ibéricos con mujeres nativas, eran “feísimas” y degradaban la raza, porque los vástagos al punto volvían a las costumbres extraviadas de sus madres.

2. LA EPOCA DE LA INDEPENDENCIA

Para liberarse los criollos usaron a los pueblos indígenas que engrosaron sus ejércitos enfrentados a las huestes de la corona pero no reconocieron su derecho a autodeterminarse. Según José Luis Escalante Suárez, en su ensayo “Apuntes Críticos sobre la Historia de Bolivia”, supuestas “castas españolas” (raza blanca) siempre consideraron a los indios como seres biológicamente inferiores y menciona a Pinilla para indicar que incluso se tomaron medidas antropométricas, que arrojaron como resultado un menor grado de capacidad craneana, y así determinaron la inferioridad de los indios con relación a los peninsulares. El mismo autor hace referencia a que los criollos se negaron a aceptar llamamientos de lucha de aymaras y quechuas y por su racismo se plegaron a los propios españoles para defender las ciudades de los levantamientos indígenas. En otras palabras, los criollos blancoides se negaron a estar en la lucha por la emancipación detrás de una dirección india y por eso fueron derrotadas las sublevaciones indígenas, pues no encontraron una clase aliada en las ciudades.

3. LA EPOCA REPUBLICANA

La creación de la República fue un soberano desconocimiento de la existencia de los indígenas, a quienes se los consideraba como incapaces de decidir sobre ellos y su futuro, lo que prueba que no se superaron los prejuicios raciales. La independencia fue sólo una liberación de los criollos. De esa manera la opresión colonial sobre el indígena se extendió y continuó en la República hasta hoy, pese a los diversos levantamientos que también contra la República se dieron, lo que los criollos no perdonaron.

Al igual que en la época de los españoles, la República, o sea los criollos blancoides, provocaron un etnocidio, que Robert Jaulin denomina “la negación del otro”, la negación de la cultura indígena por la dominante, o sea un proceso de descivilización del indígena. En Santa Cruz hasta hace poco cazar “bárbaros” a bala era un deporte habitual.

Los criollos con su racismo embrutecieron a los nativos, pero paradójicamente los señalaron como culpables del atraso del país. Eso hizo acentuar el racismo planteándose la eliminación del indígena a través del fomento de migraciones nuevas de más blancos, como se dio en otros países de América Latina.

Racistas como Nicomedes Antelo que aseguraban que el cerebro indígena y mestizo eran de menor peso que el de un blanco de raza pura, se referían al cholaje y a la indiada en términos como: “¿Cabe alimaña más dañina en la sociedad, que el cholo abogado, ni gato montés más rapaz y bravío que el cholo mandón? La propensión de la casta tiende como es notorio al ocio, a la reyerta, al servilismo y a la intriga, gérmenes del bochinche y del caudillaje; bien así como, de otro lado, la estupidez y amilanamiento del indio incásico se amoldan a punto para perpetuar en la sociedad el despotismo”. También despreciaba el mestizaje pero principalmente el del blanco con el “sórdido indio incásico” de donde habría salido el “cholo altoperuano o colla”.

Escalante señala que “…en las últimas décadas del siglo XIX, y siguiendo los cánones de la república temprana, se inaugura una democracia Racista…” donde la sociedad civil, especialmente los campesinos, son tratados como menores de edad y no pueden participar.

La oligarquía regional cruceña formó parte de la oligarquía criolla boliviana que no tuvo la suficiente visión y capacidad para consolidar su situación de clase por las disputas internas entre mineros y hacendados. En el Oriente su aislamiento y pobreza la relegó prácticamente a ser furgón de cola de la nueva república, a la que alguno indica que Santa Cruz en verdad fue anexada.

La oligarquía regional sufrió un lento desarrollo en medio del aislamiento, clamando para que el poder central atienda sus demandas, esto con el memorando de 1904 y el plan Bohan. Pero sufrió serios reveses porque la llegada de los liberales al poder significó el desastre económico que no pudieron enfrentar debido a que mantuvieron una producción esclavista y feudal, explotando inhumanamente a originarios y mestizos del oriente. El auge de la explotación de la goma y su repercusión en el aumento de la producción agrícola, que se mantenía bajo las formas esclavistas y feudales que dejó la colonia, no fue aprovechado por la oligarquía regional, no invirtió los excedentes para poner en pie una industria moderna y despilfarró la plata en lujos y banalidades. Por esto y ser hija de la independencia, no consideró a los nativos y persistió en postulados racistas. Es la época en que el criollo establece una relación ideal con España basada en el mito de las supuestas bondades hispánicas de tal modo que hasta en el himno cruceño F. Leonor Ribera santifica la conquista española y el papel de la Iglesia con su “La España grandiosa con hado benigno aquí plató el signo de la redención…”, complementando con su “… la tierra de Ñuflo de Chaves…”

Con la Reforma agraria, mantuvo el control sobre las tierras, fingiendo establecer haciendas capitalistas, afectando el derecho de los cambas, cunumis, mozos y peones que eran las clases sociales inferiores que estaban bien delimitados por la raza y el origen.

Pero si bien siempre hubo la discriminación contra el colla por ser el prototipo del indio, esta se profundizaría tras los sucesos de 1956 en Santa Cruz, cuando el gobierno del MNR encabezado por Siles Suazo, decidió usar a campesinos de Ucureña para aplastar el movimiento popular de reivindicación regional que exigía la efectivización de las regalías del petróleo. La ideología derechista identificó estas tropelías cometidas como acción de “los collas”. Ese fue el detonante para que se acentúe el prejuicio y hasta el odio racial en Santa Cruz contra el colla, convirtiéndose, además de personificación etnocéntrica de lo diferente con la connotación de sucio, feo, etc., también en prototipo de la barbarie. Lo paradójico es que el nacionalismo de contenido burgués, verdadero protagonista del atropello a las reivindicaciones regionales, que revelaba ya su incapacidad para resolverlas, no resultó estigmatizado.

En la última época, la oligarquía regional tuvo la capacidad de cambiar su mentalidad para adecuarse a los cambios económicos, se modernizó, se ligó al capital financiero internacional, pero sigue siendo opresora de las nacionalidades originarias, con un tono paternalista. Su racismo, franco y abierto de principios de siglo, ahora se declara en privado.

De manera un tanto subrepticia y aparentemente planificada, las premisas del darwinismo social parecen haberse puesto en práctica en santa Cruz, porque miembros de la oligarquía regional, muchos miembros de la logia de la Gran Cruz de los Caballeros del Oriente, alimentaron migraciones de extranjeros provenientes de países como Alemania, Italia, Croacia, Francia, etc., para el surgimiento de una nueva capa de mestizos o criollos, “sangre nueva”. Los retoños de esta experiencia han crecido y se han apoderado del aparato económico de la región y formado logias y sectas racistas y secretas, cuyos miembros deben ser blancos como en el Ku Klux Klan (KKK- Secta racista del sur de EUA). El nuevo criollaje adquirió poder y medra de la economía y la política acentuando el racismo en Santa Cruz. Esta migración enriqueció la vena racista criolla con concepciones traídas del viejo continente.

4. ULTIMOS HECHOS IMPORTANTES

Los hechos más recientes que nos permiten ilustrar mejor la vena racista de los oligarcas del oriente, son los acaecidos el 17 de octubre del 2003, en la Plaza 24 de Septiembre, cuando bandas de matones y gente del hampa, pagados, organizados y encabezadas por terratenientes y empresarios cruceños, blancoides, hijos de recién llegados de Europa, con el grito de “fuera indios de mierda”, golpearon a todo el que pareciera indio en la marcha de campesinos colonos, trabajadores y universitarios que protestaban contra el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, del MNR.

A nombre de la democracia mentada, de la defensa de la propiedad privada, o sea del régimen de explotación de las mayorías de Santa Cruz y de las nacionalidades originarias del oriente boliviano, la oligarquía cruceña (entre ellos los llamados “Nación Camba”) terminó defendiendo nada más y nada menos que al partido ideológicamente enemigo de las demandas regionales. Pero no bien empezaron a recibir el rechazo de gruesos sectores de la población citadina y viendo que peligraba su plan de convertirse en los mandamases del país, negaron su racismo, para volverse a poner el disfraz de demócratas respetuosos de pueblos originarios y los migrantes, pero sin dejar de lanzar insinuaciones racistas para justificar sus futuras agresiones contra los de abajo, no importa si son cunumis del campo, de la ciudad, del oriente o del occidente.

El MNR que en el pasado persiguió y ejecutó a los padres de los actuales oligarcas regionales recibió el apoyo de estos ante el último levantamiento popular que, como corresponde a un país tan atrasado como Bolivia, tuvo un alto contenido indígena. Es como si viésemos repetirse la historia de las luchas por la independencia, cuando los criollos, como ya hemos indicado más arriba, terminaron apoyando a sus enemigos, por racistas, antes que permitir el éxito de las rebeliones indígenas.

No sólo fue en la ciudad la protesta de los de abajo. En las provincias cruceñas se dieron varias manifestaciones e intentos de movilización de originarios, incluso en la población de San Julián los chiquitanos apoyaron y lucharon junto con los colonos del occidente. Otros intentos fueron sofocados por gente del MNR. La prensa, manejada por los empresarios y las logias, encubrió todo esto y dio amplia cobertura a las declaraciones a las declaraciones racistas menospreciando y calumniando las movilizaciones del occidente y generando psicosis acerca de los posibles saqueos en Santa Cruz, donde supuestamente se vive en un “ambiente de paz y tranquilidad propio de los pueblos del oriente” que como indicamos no existe pues el capitalismo salvaje está matando de hambre a obreros y campesino que cada cierto tiempo hacen conocer que no les pagan sino con retraso de meses, que les hacen trabajar mas de las 8 horas, que no les reconocen beneficios ni horas extras, etc.

5. LA APARICIÓN DEL DARWINISMO SOCIAL Y SU INFLUENCIA EN SANTA CRUZ

A mediados del siglo XIX, se dieron a conocer las revolucionarias teorías de Darwin, un científico inglés que trastocó las concepciones que en la época existían planteando la evolución de las especies. Afirmaba que las especies no habrían sido creadas sino que evolucionaron en un proceso de adaptación continuo, sobreviviendo los especimenes más fuertes. Herbert Spencer, basado en ello, formuló una teoría sociológica de tipo organicista tomando a la biología como ciencia madre para analizar la sociedad. A partir de ello se desarrolló el presupuesto de que grupos humanos o razas débiles o degeneradas estaban obligadas a desaparecer porque no eran lo suficientemente aptas como para sobrevivir, debían ser sustituidas por razas mas fuertes, a esto se llamó Darwinismo Social y así quedó servido el plato para el racismo.

El error está en no entender que el hombre no es un animal cualquiera, sino no que tiene la capacidad de transformar su entorno y que en ese proceso los pueblos del mundo han recorrido diversos caminos, generando una cultura propia y economías distintas.
Los darvinistas creyeron que los europeos, al haber generado una cultura y economía poderosa y con ella haberse impuesto sobre pueblos más atrasado ya eran superiores biológicamente.

Se entiende hoy que un entorno que brinde adecuado estímulo intelectual, alimentación, dedicación y cariño, permitirá que individuos de cualquier origen desarrollen amplias capacidades, en tanto que un ambiente pobre generará lo contrario. Los pobres, los oprimidos, los esclavos siempre tendrán menos oportunidades y por ello para los poderosos serán desechables.

El darwinismo social tuvo influencia en Bolivia, y principalmente en Santa Cruz, donde Antelo y Moreno la desarrollaron teóricamente. En base a ella, a fines del siglo XIX se planteó una solución al problema indígena a través de políticas de migración. Según Zabaleta Mercado, René Moreno decía:

1. “Que se extinga (el indio) bajo la planta de la inmigración europea”.

2. "Que se proceda a la depuración racial para conseguir la unificación de la raza nacional", dando por supuesto que la raza nacional era la propia.

3. “Que se vaya a una mestización con el indio camba, pero jamás con el aymará y el quechua”.

Liberales occidentales como Isaac Tamayo o Pando, proponían algo similar pero si de aceptar a alguien se trataba sólo a su “indio” pero no al ajeno. Zabaleta indica que tal actitud responde a la existencia de una casta “señorial” que permanentemente se ha venido reproduciendo en el poder.

Según Urioste, el interés por el pensamiento de Gabriel René Moreno decayó a partir de los años 30 con la aparición de nuevas teorías sociológicas estatistas orientadas por el marxismo y por Keynes, en competencia con el pensamiento positivista liberal. Sin embargo en Santa Cruz este pensamiento (de Moreno) se ha mantenido por el conservadurismo de la oligarquía regional que consideró a esas nuevas corrientes de pensamiento como “heréticas”.

El desarrollo de las fuerzas productivas del capitalismo mundial dejaron atrás a Spencer pero en Santa Cruz sigue abrevando de esa fuente la fibra racista de la oligarquía, que, ¡Oh! Paradoja, conserva sus ideas echando un velo oscuro sobre ellas, no penetrando en su historia ni en su esencia.

EXPONENTES CLÁSICOS

Nicomedes Antelo, influyó sobre Moreno con sus posturas racistas provenientes de las corrientes positivistas europeas. Su pensamiento indicaba que el atraso se debía a la cantidad de indios que existían en Bolivia. Se trasladó a Buenos Aires donde fue seguidor de Sarmiento, ex presidente argentino. Secundó al pensador francés Gabineau quien afirmaba que la raza europea era superior. Transformista, siguió las enseñanzas de Cuvier y Lyel, pretendió dar bases científicas al racismo. Planteaba que los cerebros indígena y mestizo no eran celularmente capaces de concebir la libertad republicana por tener supuestamente menor peso, prueba de una condición fisiológica correspondiente a un período decrépito de la especie y por ello incapaces de resistir las fuerzas intelectuales, económicas y políticas de la civilización moderna.

Gabriel René Moreno, personalidad recia e influyente, escritor e investigador, polígrafo sobresaliente que se preocupó por analizar la conformación social boliviana para encontrar las causas que impedían o retrasaban el progreso de Bolivia, también era racista. Su error fue no haber tomado en cuenta factores sociales, políticos y económicos, concentrándose en factores etnográficos. Según Urioste, su posición sociológica tenía como base el positivismo comtiano y desde esa posición intentó entender la realidad boliviana.

Veía que en Bolivia no había hombres industriosos y éticos, formados, que pudieran aprovechar las riquezas naturales del país, en este caso creía que el mestizaje era retrógrado pues veía a los indígenas como inferiores. Lamentablemente su filiación con estas ideas ensombrecieron su imagen, pero es una realidad que no corresponde ocultar sino entender. La oligarquía regional prácticamente lo desconoce pero ha heredado de él su forma de pensar.

Franz Tamayo, racista a su modo pues se consideraba superior por ser de “raza pura”, le reprocha el haber dado mala fama a Bolivia en el exterior con su discurso sobre el carácter de doble cara o “altoperuano” del individuo boliviano.

René Moreno también sostuvo posturas humanitarias. En su libro “La mita de Potosí” decía que “con sólo verla funcionar (la mita) en Potosí y sin llevar al examen de su mecanismo la luz de ninguna doctrina moderna, esa máquina aparece con formas que hieren la conciencia humana”.

Era seguidor de Bolívar en su propuesta de lograr la unidad latinoamericana para enfrentar al coloso del norte.

SUS CRÍTICOS

Arnade, Charles, indica en su libro que René Moreno fue infortunadamente un racista consagrado, para él esto (la doble cara altoperuana) fue una tendencia perversa a las intrigas y para él (Moreno) representaba amor por los chismes y las mentiras dañinas. La mezcla entre indios y españoles era mala y daba como resultado individuos con falsas personalidades, su creencia básica era la indudable superioridad de la raza blanca, el indio era falso y los blancos, sea mediante la sangre india o mediante el estrecho contacto, habían absorbido esa duplicidad.

Galeano, Eduardo, en varios escritos, entre ellos “Las venas abiertas de América Latina” y un artículo publicado recientemente en diarios importantes de circulación donde vierte sus opiniones sobre los sucesos de Bolivia acaecidos en febrero y octubre; señala que las naciones indígenas milenariamente han sido oprimidas desde la colonia hasta la república y que han sido víctimas del racismo, entre cuyos exponentes señala a René Moreno que se dedicaba a pesar el cerebro indígena para demostrar su inferioridad.

Escalante, José Luis, dice que el proceso de emancipación de la dominación española es el proceso de liberación de los criollos y no fue un proceso de liberación nacional, pues no contemplaba la búsqueda de la liberación de las nacionalidades originarias y tribus amazónicas. Estos pueblos no gozaron de los frutos de la independencia, pero fueron utilizados, y más las primeras, o sea las aymaras y quechuas, por los criollos para la consecución de la independencia. Cita a Ovando Sanz para recordar y mostrar la diferente actitud adoptada por los jefes de la Rebelión indígena en 1780, que luchaban no solamente por los intereses de los indios sino también por los intereses de la sociedad criolla oprimida por los españoles. Los criollos, en esa oportunidad, rechazaron los llamamientos indígenas y se plegaron a la parte española.

Lora, Guillermo, dice de Alcides Arguedas que su libro “Pueblo Enfermo” es un ensayo sociológico muy subjetivo y su “Historia de Bolivia” ofrece una interpretación racista para el servicio de la feudal burguesía. Indica que en Historia siguió de cerca de René Moreno y creía que el cholo es orgánicamente incapaz de asimilarse a la democracia.

6. INFLUENCIA DEL FASCISMO Y EL NAZISMO EN LAS TENDENCIAS RACISTAS DE LA OLIGARQUÍA

Según alter Montenegro, la palabra “nazi” es una contracción del nombre del Partido Obrero Nacional Socialista. Todo el análisis concerniente al nazismo corresponde al fascismo italiano que forjó los primeros conceptos relativos a las elites o minorías selectas; al valor de la disciplina, la jerarquía, y el sentido de la predestinación; a la concentración en vez de la división de poderes…, también la superlativización de valores como la raza, el honor, etc. El nazismo es una forma del fascismo, que fue instrumento de la burguesía alemana, no sólo nacional o sea asentada en la industria pesada sino imperialista, para impedir la revolución proletaria. Los nazis tomaron algunos aspectos de las ideas filosóficas de Kant, las del Super-Hombre de Nietzche y otras como basamento para sus postulados racistas.

Por ser poderosa, la burguesía alemana pudo poner en pie un enorme aparato bélico y de represión con consecuencias atroces y de barbarie extrema para ese pueblo y la humanidad.

Los miles de cadáveres apilados de judíos y otros opositores, consumidos por la inanición, los rostros famélicos de miles de presos en los campos de concentración fueron el producto de la aplicación a fondo del ideario desquiciado de la superioridad de una supuesta raza aria, pura, disciplinada, trabajadora, respetuosa de la jerarquía y predestinada a la grandeza y el dominio universal.

El fascismo, y el nazismo en particular, son respuestas de una clase media desesperada de empobrecerse y temerosa del comunismo que se identificó con los intereses de la burguesía y encontró un chivo expiatorio de sus males en el otro, el diferente, el judío. Este fenómeno es normalmente popular, es decir que sólo puede realizarse si arrastra a las mayorías, incluso a los obreros, y para ello fomenta prejuicios, usa el engaño, la demagogia y el terror físico y psicológico.

Luego de la derrota de Alemania en la 1ra Guerra Mundial, responsabilidad de la aristocracia, de las castas militares y de la burguesía alemana, el pueblo alemán exigió el castigo para los culpables del desastre bélico, económico y principalmente moral que azotó a ese país. Los nazis logran que el pueblo alemán persiga por ello a los judíos, a socialistas y comunistas, liberando de culpa a la burguesía alemana que por ello los vio con buenos ojos y dadivosamente los financió y defendió. En un principio recibieron el apoyo de los que, durante la 2da Guerra Mundial, serían sus enemigos y de la Iglesia Católica. La razón era que lo consideraban como el instrumento más seguro para detener al comunismo.

La barbarie del nazismo dejó secuelas profundas en el pensamiento colectivo de la humanidad. Las potencias imperialistas, que primero apoyaron y luego derrotaron al nazismo, se han declarado enemigas de la discriminación racial, defensoras de la autodeterminación de los pueblos y de la igualdad entre estos, pero es pose falsa, pues sus imperios se levantan sobre una velada opresión y exterminio de muchos otros pueblos. Su disfraz demagógico es para engañar a las masas.

Esta influencia llegó a Bolivia a través de emigrados europeos, antiguos y recientes, tanto así que el socialismo de presidentes como Saavedra, Toro, Busch, etc., era en realidad fascismo.

Y la oligarquía regional, hoy que vivimos una avanzada integración del país a la economía capitalista, aunque en condiciones de atraso, y como correa de transmisión del imperialismo, es imposible que se haya mantenido virgen ante la influencia del nazismo y el fascismo, principalmente si llegó gente de países que tuvieron largos períodos de control nazi y fascista como Alemania, Italia, Croacia, Francia, etc.

Conviene señalar que ya en época del auge del nazismo la presencia de sus ideas en Bolivia era un hecho. Los llamados gobiernos socialistas militares eran fascistas. La logia militar RADEPA y el MNR nacieron identificados con el nazismo; también hay que señalar a la Falange Socialista Boliviana (FSB) de fuerte arraigo en Santa Cruz, aunque ésta inspirada en el fascismo español, igual racista.

En 1971, en Santa Cruz se originó el golpe fascista de Banzer (de origen alemán), con cuyo gobierno colaboró el criminal de guerra nazi Klaus Altmann “Barbie” que fue cobijado en el norte de Santa Cruz por curas alemanes.

Podemos por lo tanto afirmar que existe una marcada y renovada influencia racista en Santa Cruz que explica la tendencia de la oligarquía cruceña, del poder económico, a formar elites privilegiadas, secretas y disciplinadas, defensoras de la propiedad privada, racistas, que menosprecian lo indígena, lo originario. Nos referimos a las logias y su instrumento reciente denominado “Nación Camba”.

Contradictoriamente hay otra migración, la de los llamados “collas” llegados del interior de Bolivia para alimentar la fuerza de trabajo, en un primer momento tan escasa. Son zafreros, mineros, obreros, desocupados que llegan a buscar fortuna y que en gran medida han aportado al progreso de la región. Algunos están influidos por el radicalismo proletario o socialismo. Esta poderosa migración sin embargo es despreciada porque no es de blancos.


7. LA APARICIÓN DE LA NACIÓN CAMBA ES EL REMOZAMIENTO DEL RACISMO

Ha surgido, frente a la cada vez más notable rebeldía indígena principalmente del occidente del país y la propuesta de autodeterminación de las nacionalidades origina

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...