El oro llega de una disciplina poco conocida

22 de Marzo de 2010, 10:45

La Paz - Bolivia.-  La mayoría de los seguidores del deporte se preguntó qué es eso del tiro deportivo y esa modalidad del trapp, que le otorga al equipo nacional que se encuentra en Medellín, las dos primeras medallas de oro en los Juegos Odesur.

“Es una disciplina cara y en La Paz la practican un poco más de una decena de familias”, confidenció Alfonso Palomeque, ex presidente de la Federación de Tiro y un obsesionado por este deporte, al que le consagra al menos una decena de horas por semana.

Admite que es una disciplina elitista, porque es cara el arma y hay que comprar municiones permanentemente, también es restringida porque pocos padres de familia permiten que sus hijos tomen un arma por los peligros que conlleva.

“Las armas no son peligrosas, sino quien las usa”, repiten permanentemente los tiradores cuyo argumento ha convencido a pocos, aunque siempre aparecen nuevos exponentes, muchos de los cuales dejan esta tarea por el costo del deporte.

César David Menacho Flores recibió emocionado en el podio la medalla de oro tras haberse impuesto en la modalidad trapp. Sabía que detrás de las dificultades que implica seguir en este deporte está la dicha de representar al país. El escuchar el himno de Bolivia en la entrega de preseas compensaba todos los esfuerzos, tiempos y dinero invertido.

“Pocos nos van a entender. Este es un deporte particular”, expresaba antes de partir a Medellín. Tenía razón, porque se necesitaría de un gráfico extra para explicar la modalidad deportiva que eligió.

Es que esta prueba del trapp tiene cinco posiciones, desde cada una de las cuales se realizan cinco disparos. A unos 15 metros del tirador se encuentra la máquina lanzadora de platos que, a la orden dl tirador son lanzados en direcciones distintas a una velocidad de 50 kilómetros por hora.

Menacho hizo un puntaje casi perfecto porque en la primera ronda marcó 21 puntos, en la segunda 24, en la tercera 23, en la cuarta 25 y en la quinta 24, para hacer un total de 117, superando al peruano Francisco Boza Dibos, que hasta la tercera ronda marcaba la pauta de la competencia.

Junto a Menacho cumplió una magnífica labor Juan Carlos Pérez Gacha que se ubicó tercero en la prueba, se adjudicó la medalla de bronce y ayudó para que en la puntuación por equipos Bolivia se adjudicara otro oro.
Este es el mundo del deporte, tan diverso y variopinto. Sucede lo mismo que en la familia donde el padre espera los logros y títulos del hijo en el que tanto ha invertido y de pronto recibe los halagos de quienes menos espera o de pronto menos apoya.
Tal vez ahora los las autoridades pongan un poco más de atención en este deporte, de pronto el apoyo económico sea insuficiente, pero es bueno que al menos conozcan que estos deportistas existen y nadie da cinco centavos por ellos.
Ernesto Murillo Estrada
Es filósofo y comunicador social

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Hor髎copo...