La radio sigue viviendo en el interior de nuestra morada

19 de Marzo de 2010, 12:25

La Paz - Bolivia.- Vengo de la generación de la radio, mis hijos pertenecen a la generación de la televisión y, posiblemente, mis nietos se alimenten de la red internet y los próximos inventos tecnológicos.


En 1897 Marconi montó, al sur de Inglaterra,  la primera estación de radio del mundo, que fue dando pasos agigantados y se convirtió en el medio de comunicación más utilizado por el hombre moderno; es que el mundo ha cambiado, pero la radio de hoy vive como si el tiempo se hubiera detenido.


Hoy tenemos una sociedad nueva y un lenguaje nuevo en la sociedad que no tiene reflejo en los medios en general y de pronto menos en la radio. Los jóvenes se expresan con palabras cortas, por eso mis hijos me dijeron esta mañana “felicidades pá, nos cheque”. Las nuevas generaciones quieren mensajes cortos, les disgusta lo largo. Son amigos de la voz impostada, de los chistes, de las cosas pasajeras y de tantas otras variedades que aprendieron en su día a día, porque está claro que los maestros inciden cada vez menos en la vida diaria de los jóvenes.


Hoy es 19 de marzo, el día del padre, del carpintero, pero también del radialista, por esto escribo esta columna. Me parece que la radio, los radialistas o radiofonistas, como quieran llamarse sufren de aburrimiento un poco de desinterés por el producto que tienen en las manos y eso se debe a la falta de investigación, a la falta de trabajo previo bien llamado producción.


Escucho muchos programas improvisados, se disfraza el pobre contenido con efectos sonoros, música, abundan las risas en nombre de la comunicación horizontal, alguien ha impuesto los disparates y las groserías, y, qué lástima, el hombre común festeja estas imbecilidades.


Cuando llego a casa sigo prefiriendo la radio y el libro a la televisión y la red internet, pero me desencanto a diario, porque son escasos los programas preparados. Hoy basta que un joven con 200 palabras en su vocabulario imposte la voz y presente cualquier canción, que, según su opinión está de moda. Alguien encontró una mejor vía y colocó la música de antaño para hurgar mis sentimientos, pero está ausente la investigación, la explicación para conocer un poco más sobre el contenido del tema y del cantante.


Abundan los noticiosos hechos bajo el mismo corte, los periodistas se prestan las grabaciones para no sacarse ventaja y los editores deciden caprichosamente qué noticia va y qué no va, de manera que no encuentro mayor distinción entre uno y otro noticioso.


Y esta columna parece más una queja que una felicitación, pero a todos los que ejercen esta noble profesión, no les vendría mal ir a la grabadora escuchar lo que dicen y analizar el contenido, porque es probable que no se esté cumpliendo con una noble misión; de cualquier manera, para todos los radiofonistas va la felicitación
Ernesto Murillo Estrada
Es filósofo y comunicador social

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Hor髎copo...