El gesto solidario con Chile

01 de Marzo de 2010, 07:47

La Paz - Bolivia.- Desde niño me quedó grabada una frase: “Nadie es tan pobre que no tenga algo para dar, ni tan rico que no necesite nada de los otros”. Ni como bolivianos somos tan pobres como quieren pintarnos algunos en el planeta, ni Chile vive en un estado de bonanza como suelen decir algunos de los grandilocuentes.


Por ello cuando se habla de solidaridad, que no es otra cosa que hacer propias las necesidades del otro, nos ponemos a pensar en qué podemos ayudar. De hecho, el sólo decir en qué te puedo ayudar, ya es una ayuda, es una invitación a compartir la carga, es una muestra humana de tender la mano al que lo necesita en un momento determinado.


Me parecieron muy destempladas algunas opiniones que escuche en los medios de comunicación en el que atribuían este fenómeno natural a la soberbia chilena, al capitalismo o a la providencia que castiga. Este es un caso que sucedió allá y podía suceder acá o más allá.


De todo esto una saca muchas enseñanzas y la primera es que uno empieza a dar gracias por lo que tiene y deja en segundo plano lo que carece. Generalmente el ser humano tiende a quejarse de todo, a mirar al que tiene más y olvidarse que hay otro tipo de riquezas en la vida.


El terremoto que experimentó Chile nos devuelve a nuestra condición humana precaria, supeditada a la naturaleza y nos pinta como somos, pese a nuestros adelantos científicos y a la aparente seguridad que nos da la nueva tecnología.


Lo más bello de todo esto es que la solidaridad es la señal inequívoca de que todos los hombres, de cualquier condición, se dan cuenta de que no están solos, y de que no pueden vivir solos. A veces las fronteras o hechos históricos nos distancian y este tipo de desgracias nos devuelven a la condición humana.


Hay muchas formas de ser solidario, empezando por el desprendimiento material, hasta el espiritual, sea cual fuere nuestra religión. Estos sucesos nos ayudan a volver a nuestras fuentes, nos obligan a vivir en conformidad con la naturaleza, a tender la mano al que lo necesita, aunque el que tienda la mano no sea tan fuerte como se espera.
Por Ernesto Murillo

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...