‘Vice’: “La discriminación es una herencia colonial”

16 de Marzo de 2018, 06:39

Los insultos proferidos por una mujer en contra de otra son una muestra de que el prejuicio atraviesa clases sociales y regiones. El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, dijo que el racismo y la discriminación son “una herencia colonial”, “una tara social”, “una enfermedad que no se debe irradiar”, por lo que pidió la máxima sanción por el hecho ocurrido en la ciudad de Santa Cruz.

El mandatario pidió a las autoridades competentes aplicar la ley: “Vamos a aplicar la Ley 045 Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación. Vamos a pedir a las autoridades competentes que se apliquen las penas máximas contra este caso y cualquier otro caso que vaya a surgir en cualquier otro departamento o región del país”.

El artículo 3 de la Ley 045 sanciona con una pena de tres a siete años de prisión a “la persona que arbitrariamente e ilegalmente restrinja, anule, menoscabe o impida el ejercicio de derechos individuales o colectivos por motivos de raza, origen nacional o étnico, color, ascendencia, pertenencia a naciones y pueblos indígena originario campesinos o el pueblo afroboliviano o uso de su vestimenta o idioma propio”.

“El racismo atraviesa todas las clases sociales y todas las regiones, y tiene que ser combatido de manera contundente y sistemática en todos los niveles sociales y en todas las regiones del país”, señaló en una conferencia de prensa.

El racismo y la discriminación también deben ser combatidos en la política y democracia, porque Bolivia es un país que tiene una “sociedad respetuosa, tolerante y diversa”.

Saludó a la ciudadana que difundió en las redes sociales el video en el cual se observa la discriminación que sufrió una mujer de pollera en un microbús en la ciudad de Santa Cruz, y llamó a la población a replicar ese modo de denuncia para sancionar a los agresores.

“Pido a los bolivianos que apenas tengamos una denuncia de racismo, todos mostremos una actitud de rechazo a esta forma de violencia, abuso, conculcación de derechos que no son propios de una sociedad democrática”, indicó.

En tanto, la Asociación de Mujeres Asambleístas Departamentales y el Concejo Municipal de La Paz repudiaron la discriminación que sufrió una mujer de pollera en Santa Cruz.

“No vamos a permitir este tipo de actos de racismo. Haremos seguimiento hasta conseguir sanción ejemplar”, dijo la la asambleísta Teodocia Vega.

Janco: “Porque soy de pollera me discriminan”

María Janco, quien fue discriminada por otra mujer en un microbús en la ciudad de Santa Cruz, pidió justicia y confirmó que está presentando una denuncia penal con apoyo de abogados del Ministerio de Justicia.

La víctima, quien compareció en una conferencia de prensa junto a autoridades, señaló: “Yo pido justicia, estoy dolida. Gracias a las autoridades estoy presentando una denuncia; como soy mujer de pollera soy discriminada. Que nos respeten”.

Aseguró que no aceptará las disculpas públicas, sino que pedirá cárcel para su agresora.

Janco negó que el video haya sido montado, tal como insinuaron algunos internautas en las redes sociales.

 Relató que ella trabaja en la feria Barrio Lindo, un centro de abasto cercano a la terminal Bimodal.

Janco intentó ocupar uno de los primeros asientos porque llevaba bolsas pesadas, pero otra mujer se lo impidió con insultos discriminatorios.

Justicia pide máxima sanción contra mujer racista

El Ministerio de Justicia patrocinará a María Janco en la demanda que presentará en contra de la mujer acusada de haber cometido actos discriminatorios en un microbús en la ciudad de Santa Cruz. También pedirá la máxima sanción penal en contra de la agresora.

El viceministro de Transparencia Institucional, Diego Jiménez, anunció: “Como Ministerio de Justicia nos constituiremos en abogados de la señora María; a través del Servicio de Defensa a la Víctima presentaremos la denuncia penal y patrocinaremos este proceso; pediremos la máxima sanción de acuerdo con lo que corresponda”.

La Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, promulgada en 2010, sanciona la discriminación y el racismo con tres a siete años de prisión.

Jiménez dijo que esa acción pretende sentar un precedente para que se investigue y sancione el delito de racismo, porque nadie puede actuar de forma discriminatoria y racista para humillar y denigrar a otra persona, afectando sus derechos fundamentales.

El hecho, captado en un video que luego se publicó, desató la indignación en todo el país. El presidente Morales, autoridades del Ejecutivo y organizaciones sociales lo criticaron y pidieron una sanción ejemplar.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...