Gobierno advierte que no cederá a chantajes de médicos que trafican pacientes y lucran con salud

09 de Diciembre de 2017, 06:50

 La ministra de Salud, Ariana Campero, advirtió el viernes que no cederá a los "chantajes" de aquellos médicos que trafican con pacientes y lucran con la salud, los mismos que se oponen -dijo- a la creación de una autoridad de fiscalización de los servicios públicos y privados.





"En Bolivia falta mucha norma por hacer en salud y quieren doblarnos el brazo chantajeándonos con un paro de 16 días a costa del pueblo, pero necesitamos una autoridad que controle", dijo a la radio estatal Patria Nueva.


El Ministerio de Salud abrió nuevamente las puertas del diálogo al Colegio Médico de Bolivia para redactar "de cero" la regulación del sector salud, pero algunos dirigentes médicos exigen que el sector privado sea excluido de la norma.


"Chile, Brasil, Argentina, Colombia, Perú tienen las autoridad de fiscalización ¿Y cuál ha sido un eje común en todos los países para crear esta autoridad? Precisamente el tema del control entre privado, público y seguridad social", explicó Campero.


En Bolivia el tráfico de pacientes "es una realidad", subrayó, debido a la falta de especialistas, equipos y problemas de hacinamiento, una situación que aseguró generó la expansión de clínicas y consultorios privados.


Una de las funciones de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud que pretende poner en marcha el Ministerio de Salud es controlar el cumplimiento de protocolos y normas de bioseguridad, aranceles "justos" y otros aspectos técnicos para el funcionamiento de clínicas privadas, recordó.


"No queremos hacerles entrar en quiebra, tienen derecho a trabajar en lo privado, pero el Estado tiene la obligación de regular y que no se cometan excesos", agregó Campero y comentó que conoció un caso particular en el que los familiares de una persona que estuvo 20 días en terapia intensiva y falleció tuvieron que pagar a una clínica privada 140.000 bolivianos, de los que 80.000 bolivianos fueron por honorarios médicos.


La ministra de Salud explicó que en la actualidad el Colegio Médico de Bolivia es el que establece los aranceles.


"La salud no es una mercancía, la salud es un derecho. (...), no puede haber un enriquecimiento a costa de la salud, de la gente", sustentó.


Además, recordó que grupos de médicos establecieron "círculos viciosos" para aprovecharse de los equipos e insumos de centros de salud públicos para negocios privados, como quedó expuesto con las 18.000 pruebas patológicas en el Hospital Obrero.


"Esas 18.000 pruebas se fueron a bolsillos de los privados", deploró la MInistra de Salud.




Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...