La Justicia de EE UU mult贸 en US$ 2.600 millones a Odebrecht

18 de Abril de 2017, 07:01

 La Justicia de EE UU multó con 2 600 millones de dólares a la constructora brasileña Odebrecht por el gran número de sobornos que pagó para conseguir contratos de obras públicas en varios países de Latinoamérica y Africa, según informaron fuentes judiciales. Esta es la penalización más alta de la historia del país que la justicia federal ha impuesto por un caso extranjero de sobornos.

Odebrecht deberá pagar 2.390 millones de dólares en Brasil, 116 millones en Suiza y otros 93 millones en EE UU (los tres países donde se realizan las investigaciones sobre la firma) tras la sentencia que dictó el juez Raymond Dearie, del distrito de Nueva York. La multimillonaria sanción, que se dio a conocer en un tribunal de Brooklyn, es el resultado de un acuerdo negociado por la constructora brasileña con el Departamento de Justicia, así como con las autoridades de Brasil y Suiza. La cifra total supone casi la mitad de la planteada en diciembre pasado por la Fiscalía de EE UU cuando llegó a un acuerdo de culpabilidad con Odebrecht, pero la constructora señaló que sólo podía pagar US$ 2.600 millones de los US$ 4500 millones que le reclamaban.

Tras esto, el Gobierno norteamericano aceptó el argumento de la compañía y pidió al juez que le impusiera la multa rebajada, junto a la creación de un supervisor contable independiente por el tiempo de 3 años, además de varias obligaciones que deberán seguir. Con la sentencia del juez Dearie termina el capítulo estadounidense de la trama de Odebrecht, iniciado a raíz de una investigación a los intermediarios de la red que usaron bancos en el país y vinculada con la trama de corrupción de Petrobras en Brasil. Pero seguirá el reguero de pesquisas en varios países latinoamericanos iniciadas gracias a las revelaciones estadounidenses y que han sacudido a la clase política de la región.

Según el Departamento de Justicia norteamericano, Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido Brasil, donde es investigada desde hace más de dos años en el marco de los desvíos en Petrobras.

En diciembre pasado, un tribunal de Nueva York condenó a la petroquímica brasileña Braskem, controlada por el grupo Odebrecht, a pagar una multa de 632,6 millones de dólares, después de declararse culpable de los cargos en su contra.

Los pagos se hicieron en relación con “más de 100 proyectos en 12 países, incluidos Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela”, según los documentos del tribunal.

La mayor constructora de Brasil firmó un acuerdo de colaboración con la Justicia brasileña el 1 de diciembre que, además de admitir su culpa y pagar una multa, incluye delaciones ofrecidas por 77 ex ejecutivos de Odebrecht a cambio de reducir sus futuras condenas.

Estos testimonios salpican a cerca de 200 políticos en desvíos de Petrobras y en financiación ilegal de campañas electorales, entre los cuales estaría el actual presidente de Brasil, Michel Temer, según diferentes medios.

TEMER NO SACARA MINISTROS

En tanto, Temer reiteró que los ocho ministros salpicados por declaraciones de ex directivos de Odebrecht sobre la corrupción que campeó en el país mantendrán sus cargos, al menos mientras no haya “pruebas robustas” que los incriminen. Las delaciones premiadas de ex directivos de Odebrecht involucran en asuntos de corrupción a ocho ministros brasileños, incluidos entre decenas de dirigentes políticos de 14 partidos que serán investigados. En esa larga lista están el jefe de gabinete, Eliseu Padilha, y el canciller Aloysio Nunes.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Hor髎copo...