Los candidatos salen a la caza de indecisos en Francia

18 de Abril de 2017, 07:00

 El socioliberal Emmanuel Macron y el conservador François Fillon, los dos candidatos más ubicados en el centro político de entre los cuatro favoritos de las presidenciales francesas, intercambiaron ayer críticas directas en sus respectivos mítines en busca del voto indeciso a pocos días de la primera vuelta, a celebrarse este domingo.

Ellos dos son los que aparecen, según los sondeos, con más opciones de pasar a la segunda vuelta electoral -pautada para el 7 de mayo- junto con la ultraderechista Marine Le Pen y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que representan dos opciones más radicales. Quizás por eso, Macron y Fillon se lanzaron dardos en dos grandes actos de campaña, sabedores de que, entre los indecisos, muchos optarán por posiciones más tibias, sin olvidar las críticas a sus otros dos oponentes.

Macron, a quien las encuestas dan a la baja aunque todavía con margen para pasar a la segunda ronda, reunió a más de 20.000 personas, según las cuentas de su equipo, en el polideportivo parisiense de Bercy, el mismo escenario en el que Nicolás Sarkozy pronunció su gran discurso de campaña en 2007. Ante un público entusiasta, el candidato socioliberal reivindicó un programa de “renovación y superación” frente a una clase política que consideró “arcaica”.

Quien fuera ministro de Economía de François Hollande entre 2014 y 2016 reivindicó una Francia “a la vez fuerte y generosa, dirigida al futuro y orgullosa de sus raíces”, y cuestionó a Fillon, a quien acusó de haberse lanzado a los brazos de grupos integristas católicos para salvar su campaña, tras la revelación de los escándalos de corrupción con los empleos ficticios atribuidos a su esposa, Penélope, y a sus hijos.

El candidato conservador, por su parte, que en las últimas semanas mejoró en los sondeos, reunió a 5.000 personas en Niza (sureste del país), una región en la que Sarkozy obtenía mucho apoyo y donde Fillon desgranó algunos de los temas que llevaron a aquel al Elíseo en 2007, haciendo hincapié en la necesidad de “fortalecer la seguridad”. También el izquierdista Mélenchon realizó un acto electoral, pero, lejos de reunir a las miles de personas que van a sus mítines, se paseó en barco por los canales del Sena, lo que le permitió llegar a municipios de la periferia más deprimida de París.

Le Pen, por su parte, celebró finalmente en París el acto anunciado, pese a que el domingo, grupos de extrema izquierda habían llevado a cabo manifestaciones para tratar de evitarlo.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...