Lázaro Báez, con problemas cardíacos

12 de Abril de 2017, 06:47

Fuentes judiciales y penitenciarias informaron que el traslado se produjo en horas de la noche desde la cárcel de Ezeiza, donde cumple arresto Báez por disposición del juez federal Sebastián Casanello, hasta la clínica Los Arcos situada en el barrio porteño de Palermo.

con fuerte custodia

El empresario santacruceño, de 61 años, salió de la cárcel caminando y fue subido a un camión de traslado y no a una ambulancia, en el cual llegó al sanatorio fuertemente custodiado y acompañado por un medico del SPF, añadieron las fuentes.

La defensa había hecho hincapié varias veces en la patología del empresario cercano a los Kirchner para pedir un arresto domiciliario, que fue rechazado reiteradamente.

Consultadas sobre lo ocurrido las fuentes señalaron que desde hacía varios días “no le estaban dando bien los controles”.

Desde que fue detenido, el 5 de abril de 2016, el empresario presenta arritmia, hipertensión y un cuadro de diabetes, problemas que son controlados por los médicos de la prisión.

Ayer por la tarde Báez manifestó que no se sentía bien y el médico que lo atiende habitualmente lo revisó y “lo encontró normal”, pero de todas maneras dio aviso a los responsables del Servicio Penitenciario, que decidieron realizar un control extramuros al detenido, tras informar lo sucedido al juez Casanello, señalaron las fuentes.

La fuentes agregaron que no está desestabilizado y no sufrió un infarto, pero que se quería chequear que la condición cardíaca de Báez esté en orden.

internado para examenes

La fuentes agregaron que no está desestabilizado y no sufrió un infarto, pero que se quería chequear que la condición cardíaca de Báez esté en orden.

A raíz de las medidas de seguridad que se precisan y la imposibilidad de tener contacto con otras personas, el SPF decidió que el paciente quede internado en la clínica, que pertenece a su prepaga, para poder ser sometido a los chequeos necesarios.

Lázaro Báez fue el principal adjudicatario de obras públicas en Santa Cruz y estrecho colaborador del fallecido ex presidente Néstor Kirchner durante su etapa como gobernador de esa provincia.

El caso que lo mantiene en prisión se inició en 2013, aunque dio un vuelco en marzo de 2016 cuando un canal de televisión difundió imágenes que mostraban a Martín Báez, hijo del contratista, contando grandes sumas de dinero en las oficinas de la financiera SGI, más conocida como “La Rosadita”, que funcionaba en Puerto Madero.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...