En Ensenada, padres salen a la calle para exigir que haya clases

31 de Marzo de 2017, 07:12

“No se puede seguir así”, sentenció Cintia Soledad Correa, madre de Martina, una niña que el 6 de marzo tendría que haber empezado 1º grado en la Escuela Nº 1 de Ensenada y aún no conoce su aula. “Que el gobierno y los gremios acuerden algo, lo que sea, pero que los chicos tengan clase”, añadió. En la plaza Belgrano de la ciudad ribereña, ayer se reunieron numerosos padres que agotarán todas las instancias -advirtieron- para que de una vez empiece el ciclo lectivo.

Por lo pronto, hoy volverán a juntarse para poner en común las planillas que se repartieron con el fin de juntar firmas, las cuales acompañarán el lunes que viene una presentación ante la Defensoría del Pueblo para que “se cumpla el derecho de los niños a educarse”, comentó Diego Galletta, otro padre de la Escuela 1, un edificio histórico, enorme, hermoso, que se levanta frente a la plaza Belgrano. Pero sin chicos ni docentes.

La huelga en Ensenada es contundente. No lo dicen los gremios. Lo ratifican los padres y madres.

“Yo tengo a mis dos nenas en la Secundaria 2; Melina empieza primero y Ana pasa a cuarto. Pero hasta ahora no tuvieron una hora de clase”, dijo Luciana Acuña.

La joven Romina Valdez llegó a la plaza cuando el encuentro había comenzado. Lo interrumpió. Es que sus pequeños Mateo y Ramiro llevan un mes sin pisar el Jardín de Infantes Nº 910, y ayer aparecieron con carteles colgando de sus cuellos pidiendo poder ponerse el pintor. Se llevaron todas las miradas y aplausos.

“Mateo tiene que hacer la sala de 5 años, con lo importante que es para empezar la primaria el año que viene, y hasta ahora no hubo actividad; nada de nada”, dijo, mientras tomaba la mano del pequeño Ramiro (2), quien espera ir al maternal.

“Claro que es justo el reclamo docente, pero la forma de protestar no es la indicada porque dejan a los chicos sin clases”, apuntó Romina Ramírez, mamá de Thiago, de 3º grado. “Los gremios tienen que hacerse oír de otro modo. Y el gobierno hacer algo urgente para normalizar esta situación”, subrayó, tras contar que el año pasado su niño tuvo “tres maestras suplentes; un desastre. Lo tuve que llevar a particular. Ahora quiero que haga cuentas y lea, pero no hay caso. No tiene el hábito”, describió.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Hor髎copo...