Un bombardeo deja al menos 230 muertos en Irak

24 de Marzo de 2017, 06:29

En medio de una situación dramática para los civiles iraquíes, al menos 230 personas murieron ayer en un bombardeo de la coalición liderada por Estados Unidos contra casas colindantes de Mosul, en el norte del país, donde tiene lugar una ofensiva para arrebatarle la ciudad al Estado Islámico (EI), informó hoy desde el lugar un medio local.

Los 230 cuerpos de civiles, en su mayoría mujeres y niños, fueron sacados de tres casas del barrio de Jadida, en el oeste de Mosul, durante la noche del miércoles y hoy por la mañana, según testigos citados por la agencia de noticias kurda Rudaw.

Sólo de una casa sacaron a 137 personas, y otros 100 cuerpos fueron encontrados en otra vivienda, reportó el corresponsal de Rudaw, Hevidar Ahmed, desde el lugar del bombardeo.
"Algunos de los muertos se estaban refugiando", dijo el periodista.

El Comando Central, que coordina la acción militar estadounidense en Irak, declaró que cinco bombardeos cerca de Mosul destruyeron hoy cinco unidades del EI y un equipo de francotiradores, así como 11 posiciones de combate, vehículos y equipo de artillería.

Según declaró un vocero del Comando al diario británico The Independent, ellos estaban "al tanto de la pérdida de la vida civil", informada por Rudaw y estaban "investigando" la situación.

Un residente de Mosul que documenta vía Twitter la vida bajo bajo la batalla por la ciudad y bajo el avatar MosulEye dijo en declaraciones al diario británico Telegraph que uno de los residentes atrapados en esas casas lo llamó ayer para pedir ayuda, diciendo que habían estado "sin comida y agua durante cuatro días".

Según su relato, rápidamente pasó las coordenadas al ejército iraquí para que "rescataran a la gente, pero no recibieron respuesta", dijo MosulEye y contó que el EI había dejado un coche bomba en la zona antes del ataque aéreo de la coalición.

"Eso es lo que el EI quiere. Quieren que las fuerzas especiales iraquíes y la coalición apunten a los civiles, por eso los están usando", sostuvo a Telegraph.

Las fuerzas iraquíes están avanzando la Ciudad vieja en Mosul del oeste, donde 400.000 personas están atrapadas en condiciones cada vez más desesperadas, de acuerdo al informe de la ONU presentado hoy.

Ayer, la aviación iraquí lanzó 11 ataques y la estadounidense realizó 56 incursiones aéreas. Fueron destruidos varios vehículos, lanzaderas de cohetes y armamento, y fueron abatidos un número indeterminado de yihadistas, informó la agencia de noticias EFE.

Pero la vida de los civiles -precariamente refugiados en las casas- no sólo pende de un hilo con la muerte al acecho, sino que son el blanco colateral de una situación inhumana.

La semana pasada, la coordinadora humanitaria de la ONU para Irak, Lise Grande, fue bastante clara sobre las opciones que tienen: están en riesgo tanto "si deciden huir de la ciudad como permanecer en sus casas".

Mientras continúa la ofensiva, que dio comienzo el 19 de febrero en la parte occidental de Mosul, sus condiciones empeoran en los barrios que en manos del EI, y están cercados por las fuerzas iraquíes, o en las zonas de combate.

Para quienes lograron salir, según la vocera de la Acnur en Irak, Caroline Gluck, están en condiciones desesperadas. "Comieron sólo harina y agua, a veces mezclada con salsa de tomate, durante más de un mes; a veces comen solo una vez al día", explicó, según los relatos de los desplazados que atienden en los campamentos habilitados.

"Los precios de los alimentos básicos se han disparado y muchos de los comercios no tienen nada, incluso si la gente tiene dinero (para comprar). El combustible escasea y (el suministro de) la electricidad es intermitente", agregó Gluck.

De acuerdo a un testimonio recogido por los equipos de la ONU, una de las desplazadas contó que una familia de 30 miembros fue asesinada, después que el EI descubriera su escondite en una escuela.

"Sus cuerpos fueron mostrados como un aviso a los otros que intentan huir, pero la situación se está tornando tan mala para los civiles, cuyas opciones son permanecer y morir de hambre o intentar escapar, aunque arriesguen su vida en el intento", destacó la representante de la ONU.

Minutos antes de que trascendiera la información de los más de 200 muertes, Acnur había informado la "dramática" situación que vicen los 400.000 civiles están "atrapados" en la Ciudad Vieja del oeste de Mosul, controlada por el EI, donde hay pocos alimentos y un pánico creciente por los bombardeos de la ofensiva militar.

"En la parte occidental de Mosul, que aún está en un 60% bajo control del EI, hay unas 600.000 personas. Sólo en el casco viejo hay 400.000 personas atrapadas", dijo Bruno Geddo, de Acnur en Irak, Bruno Geddo, quien monitorea la situación desde Hamam al Alil, unos 20 kilómetros al sur de Mosul.

"Lo peor aún está por venir, si puedo decirlo así. Porque 400.000 personas atrapadas en la Ciudad Vieja en esa situación de pánico y penuria podría llevar inevitablemente a que el corcho salte en alguna parte, en algún momento, provocando una salida de proporciones enormes", dijo Geddo.

Las fuerzas iraquíes, apoyados por la coalición estadounidense, lanzaron su ofensiva para reconquistar Mosul, en poder del EI desde 2014, en octubre pasado. En enero retomaron el este de la ciudad, y el mes pasado iniciaron los combates en el oeste de la urbe.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Hor髎copo...