Padres ponen manos a la obra por una escuela

03 de Marzo de 2017, 06:16

En Brandsen, un grupo de padres que se hizo cargo de un jardín y una escuela primaria cuando sus antiguos propietarios abandonaron el proyecto por “inviable”, trabajan contra reloj para terminar las obras de ampliación edilicia del proyecto educativo.

Con una matrícula de inscriptos que este año llegó a los 160 alumnos, por primera vez la institución completará el ciclo inicial y el primario.

Las familias de los alumnos, que se pusieron la obra al hombro desde todos los roles que involucra una construcción, apuestan a terminar los trabajos este domingo y a tener todo listo para inaugurar el ciclo lectivo la semana que viene.

Ayres de Brandsen -tal es el nombre del establecimiento educativo- está administrado desde 2015 por una asociación civil sin fines de lucro, conformada por todas las familias que envían a sus hijos a la escuela situada en el km 46 de la ruta 215. Y son los padres y madres que se han organizado para realizar el total de las obras de infraestructura que requiere la institución para poder albergar cada vez más alumnos: tres aulas nuevas, un salón de usos múltiples, los sanitarios de ambos ciclos y una cocina, entre otros espacios pedagógicos y administrativos, que suman más de mil metros cubiertos.

Desde arquitectos, pasando por ingenieros, albañiles, electricistas, hasta personas sin una formación relacionada con la construcción y que colaboran en las tareas más simples como lijar y pintar, entregan su tiempo libre, o incluso tomaron vacaciones en sus trabajos para terminar los trabajos este fin de semana.

CONSTRUCCIÓN TRADICIONAL Y PANELES EN SECO

El grueso de la ampliación se realiza con paneles de revestimiento aislante, tanto en paredes como en techos, que conviven con la vieja construcción tradicional.

Para culminar en tiempo y forma con el proyecto, cada día no menos de 50 personas llegan al lugar para trabajar sin descanso. Padres y madres aportan la mano de obra y trabajan con materiales que fueron adquiridos a partir de lo recaudado en rifas organizadas con ese fin y de las donaciones de donaciones de las familias y de empresas de la zona.

DOBLE JORNADA

Se trata de una institución de gestión privada, única de doble jornada en esa región, que tiene la autorización de matrícula por parte de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEPREGEP), pero aún no ha logrado acceder a ningún tipo de subvención estatal, que hace que los costos sean afrontados íntegramente por las familias mediante el pago de la cuota mensual.

La oferta de la doble jornada responde a una necesidad de las familias , por lo general matrimonios jóvenes que se instalaron en la zona, que trabajan y requieren de ese horario escolar extendido.

Se paga una cuota mensual de $3.400.

La población que asiste a Ayres de Brandsen no solo vive en esa ciudad, sino que también concurren chicos de Olmos y San Vicente.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...