Dos represas proporcionan agua a cuatro municipios

10 de Noviembre de 2016, 06:09

    El gerente regional de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) en El Alto, Roberto Rojas, aseguró que el suministro para los municipios de El Alto, Laja, Viacha y Achocalla proviene de dos plantas de agua.

Estas plantas de agua se encuentran ubicadas en las zonas Tilata y Alto Lima y permanecen bajo los rangos normales, por lo que se descartó, por ahora, el racionamiento del suministro. Pese a ello, la autoridad dio a conocer que se inició una campaña de concientización, por la reducción de este líquido elemento, como consecuencia de los cambios climatológicos.

CONCIENTIZACIÓN

En la ciudad de El Alto, no solo los catorce distritos municipales, reciben el suministro de agua potable, sino también el Distrito 12 del municipio de Laja, además de los distritos 7 de Viacha y Achocalla, “por lo que garantizamos la provisión de agua potable”, aclaró.

Rojas dio a conocer que uno de los factores que afecta a la reducción de agua potable es el cambio climático, como parte del fenómeno de “El Niño” y los Gases de Efecto Invernadero (GEI), los cuales ocasionan que en otros municipios, incluso la gente deba comprar el líquido elemento por turriles o en cisternas. “Estos procesos que afecta el almacenamiento de agua, se debe al calentamiento global a nivel mundial, razón por la que debemos usar el agua de manera racional. Por esto, se inició este proceso de concientización para que la población deje de derrochar el agua, para regar o lavar vehículos”, aclaró.

“Tenemos dos fuentes de agua, la planta de El Alto, ubicada en Alto Lima, y la planta de Tilata, con las cuales se logra realizar el bombeo del agua a un estanque, ubicado en el cruce de Villa Adela, que permite dar agua a los distrito D-4, D-8 y D-12. Por lo que, por verificación de técnicos en El Alto, se garantiza el suministro de agua. En el caso de la represa de Alto Lima, la represa se abastece de la planta de Tuni Condorini, que corresponde al D-13, la misma que fue verificada y al momento también permite el abastecimiento del líquido elemento”, remarcó.

Diariamente en Alto Lima se tienen 89.108 metros cúbicos de agua, al igual que la planta de Tilata, que se bastece con los 36 pozos del municipio, con una cantidad de 27. 250 m3 de agua por día. Lo que producen las dos plantas supera los 116.000 m3, destinados a 250 mil usuarios registrados en Epsas, además de las instalaciones clandestinas.

Una segunda fase de la campaña, se refiere a evitar que nuevas instalaciones clandestinas se ubiquen en la ciudad de El Alto, por lo que asegura que nuevamente se verificarán las conexiones porque muchas de las instalaciones clandestinas se realizan sin verificación técnica, ocasionando filtraciones internas, que ponen en riesgo la estabilidad de las propias viviendas.

“Si en un distrito o una zona aledaña se identifica que existen instalaciones clandestinas, este aspecto afecta el caudal de agua que está destinado a la zona, razón por la que se aplicará políticas de control. Porque en algunos casos son instalaciones realizadas por empresas que se ofrecen, aspecto que debe ser sancionado, mientras usuarios deben pagar doble por dicha ilegalidad”, remarcó.

Para Rojas, el 10% de las conexiones en la urbe podrían ser clandestinas, por lo que espera su regularización con la finalidad de evitar afectar el caudal de agua. En muchos de los casos, estas instalaciones estarían siendo realizadas por loteadores.


El Diario.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...