Justicia pide el relevo de policías luego de agresiones a periodistas

09 de Noviembre de 2016, 04:15

   La presidenta del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, Carmen del Río Quisbert, informó ayer, que luego de haber valorado los informes de funcionarios judiciales y del jefe de seguridad de esta institución, se ha pedido el repliegue y relevo de todos los efectivos policiales que cumplen servicios en esta repartición judicial, a fin de mejorar la imagen institucional, luego de que se registró agresiones contra periodistas, por parte de un capitán y un teniente de la Policía.

“Esta presidencia en el marco de sus atribuciones, ha solicitado al Comandante Departamental de Policía, el repliegue y el relevo de todos los efectivos de seguridad, tanto del Tribunal Departamental de La Paz como de la ciudad de El Alto”, confirmó ayer Quisbert.

La determinación fue tomada luego de que el juez y la secretaria del juzgado segundo anticorrupción, Alan Zárate y María Foronda, confirmaran, mediante informes escritos, que no emitieron orden alguna, instruyendo la reserva de la audiencia o el desalojo de personas en cercanías del mencionado juzgado, el martes de la semana pasada, cuando se debía llevar adelante la audiencia cautelar del excomandante de las Fuerzas Armadas por un caso de corrupción.

VALORÓ INFORMES

Para fundamentar el pedido del repliegue y relevo de los policías, Quisbert también valoró el informe del jefe de Seguridad del TDJ, capitán Marco Antonio Torrico que, pese a las declaraciones emitidas por el juez y la secretaria, continúa sosteniendo que el juez Zárate, mediante la secretaria Foronda, hizo conocer que la audiencia del Excomandante de la FFAA, se había declarado en reserva e instruyó el desalojo de todas las personas ajenas al proceso, incluidos periodistas.

Recordemos que el martes 1 de noviembre, antes de que se instale la audiencia cautelar, los periodistas de Página Siete, Sergio Mendoza y Álvaro Valero, se presentaron al juzgado, en la calle Yanacocha, a fin de realizar la cobertura de dicho acto procesal, teniendo en cuenta que este era de carácter público, como lo confirmó el juez.

Pero el trabajo de los periodistas fue impedido por el capitán Torrico y el teniente Jhonatan Morales, quienes afirmaron que el juez Zárate, declaró la audiencia en reserva y ordenó el desalojo de los predios, en especial para periodistas, pero además, que los dos trabajadores de Página Siete habían pretendido ingresar de manera violenta y altanera al juzgado, por lo que fueron reducidos.

Mendoza, enmanillado, relató que Torrico lo pateó varias veces mientras le pedía que se “calme” y luego, junto a su compañero, fueron conducidos hasta la Unidad de Conciliación Ciudadana en la avenida Pando.

Pese a las imágenes que se tiene de ese día, el capitán Torrico y el teniente Morales, emitieron su informe hacia el comandante departamental, que a su vez lo pasó al comandante nacional, general Rino Salazar, quien transmitió la versión al ministro de Gobierno, Carlos Romero, que aseguró que los agredidos fueron los Policías, que intentaban cumplir esa supuesta orden emitida por el juez.

Romero, sin más indagaciones, reiteró la versión dada por Torrico y Morales, y señaló responsabilidad de los periodistas, pero ante la insistencia de los medios de comunicación sobre el hecho, aseguró que estaba abierto a recibir más información y que estaba dispuesto a recibir a los representantes de la prensa.
El Diario.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...