Dos analistas anticipan dificultades en futura negociaci髇 con Brasil

15 de Junio de 2016, 05:05

   El contrato de compra venta de gas natural que rige a Bolivia y Brasil fenecerá en 2019, por lo que ambos países analizan los términos de su ampliación. Expertos coinciden en que Bolivia renegociará en condiciones menos ventajosas que hace dos décadas, por la menor dependencia que tiene el vecino al gas boliviano, pero también por la diversificación de las fuentes de energía que desarrolló, los cambios estructurales en la estatal Petrobras y la dinámica política.

Diplomáticos brasileños que conversaron con ANF señalaron que desde la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia, Brasil pasó de depender del gas boliviano del 70 al 30% para su demanda interna, esto debido a que “no se podía dejar el futuro del consumo de todo un país en un solo proveedor”, por lo que se trabajó en la diversificación de las fuentes energéticas.

HIDROELÉCTRICAS

En una década, Brasil construyó las hidroeléctricas de Itaipú, Jirau y San Antonio, entre otras, además de termoeléctricas e invirtió en exploraciones hidrocarburíferas con óptimos resultados como el descubrimiento de un gigantesco yacimiento de crudo en Tupi con reservas probadas de entre 5 mil a 8 mil millones de barriles de petróleo. Sin embargo, el vecino contempla entre sus planes prescindir del gas boliviano a mediano plazo.

ENVÍOS

Las disminuciones de consumo de gas natural que variaron, en promedio en los últimos días, en 24,7 millones de metros cúbicos al día (Mmcd) cuando el máximo es de 31 Mmcd, no es para preocuparse según los personeros brasileños, pues eso responde a una coyuntura de baja productividad que pretende ser revertida en los próximos meses, como resultado también de un período político de transición que se estima dure hasta agosto de este año cuando se defina el futuro de la suspendida presidenta Dilma Rousseff.

RESERVAS

En análisis del exministro de Hidrocarburos y experto energético, Álvaro Ríos, el país no solo deberá demostrar reservas hidrocarburíferas para los próximos 10, 15 o 20 años, sino también encarar procesos de negociación no solo con la estatal brasileña Petrobras, sino con varios agentes privados.

“Creemos que Brasil como Estado y Petrobras como empresa estatal no será el único comprador de gas, lo más probable es que ya no sea un solo país en el que Bolivia haga un solo contrato, sino que tendrá que negociar con varios agentes privados comercializadores en Brasil porque Petrobras está vendiendo casi todos sus activos de gas; es decir, sus gasoductos, regasificadoras, distribuidoras de gas, termoeléctricas, entonces creemos que la negociación no va a ser solo YPFB Petrobras”, señaló a ANF.

GAS A ULTRAMAR

Según el especialista argentino en energía y recursos naturales, Diego Calvetti, Bolivia hoy se encuentra redoblando esfuerzos en su reclamo histórico de salida al Pacífico con Chile a través de su demanda ante el tribunal de La Haya debido a su situación geográfica que le impide exportar gas a través del mar.

“De no lograrlo y de ratificarse el camino de Brasil al autoabastecimientos de gas debilitaría enormemente la economía de Bolivia y su gas solo tendría como destino natural Argentina”, señala en su estudio: “El mercado de gas natural en épocas de cambio”.
El Diario.

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Hor髎copo...