Alasita, ¿la fiesta de la suerte?

24 de Enero de 2014, 06:36

El sincretismo ha arraigado en Bolivia una serie de costumbres que ponen la fe por encima de cualquier razonamiento. Una de las más firmes tradiciones es la reverencia al pequeños Dios de la Abundancia", el Ekeko, en la feria de la Alasita que se inaugura, todos los años, llueva o truene, al medio día de cada 24 de enero. Esta feria, surgida en La Paz, se ha difundido hacia todo el territorio, e inclusive fuera de las fronteras. Es la fiesta de la "buena suerte", en la que confían tanto políticos como intelectuales, científicos o empresarios, pobres y ricos, y naturalmente el pueblo en todas sus capas sociales.


Y es que la fe siempre ha sido más poderosa que la razón. Cuando alguien tiene éxito, se dice que tuvo suerte. Si alguien fracasa, se queja por su mala fortuna. Sin duda el azar influye y las circunstancias muchas veces parecen desafiar la lógica, cuando no se comprende la diferencia entre casualidad y la relación de causa y efecto. Es posible que la suerte, buena o mala, influya en nuestra vida, pero si no se trabaja con esmero, si no se hacen las cosas bien, pensando, planificando y valorando los riesgos, se corre el riesgo de desaprovechar las oportunidades que se presentan.


El pragmatismo aconseja hacer las cosas de la mejor manera posible, para atraer la buena suerte. Solamente así se prepara el camino para aprovechar el albur de la mejor manera o para enfrentar los efectos negativos cuando la fortuna sea adversa. Por ello se afirma que la buena suerte, posiblemente no sea otra cosa que el resultado de un buen trabajo, una buena estrategia o un buen plan. Cuando no se deja nada a la deriva, cuando todo esté planificado, habrá poco espacio para un desenlace lamentable. La mala suerte, es una consecuencia de la improvisación, ligereza e irresponsabilidad en el actuar.


Pero las costumbres fuertemente arraigadas pueden volcar la razón y la lógica. Bolivia es uno de los países más tradicionalistas, que vive, practica y trata de conservar sus costumbres autóctonas, mitos y creencias, y aunque con el tiempo han sufrido muchos cambios, mantienen su esencia costumbrista, en algunos casos enriquecida por el sincretismo, y en otras, distorsionada por incorporaciones extrañas y chocantes. La feria de Alasita es una de las manifestaciones que pervive con mucha fuerza, aunque también ha sufrido una serie de deformaciones que le sustraen valiosos contenidos con los que se arraigó en el pueblo.


La feria de Alasita tiene como esencial componente la creencia de la gente sobre la buena suerte, a la que se la puede ayudar con un ritual que tiene mucho de superstición, paganismo, y comercio, ya que en su origen la feria se basaba en el trueque de productos que los campesinos llevaban a las ciudades, hasta que en 1781 tomó un nuevo giro a raíz del cerco que el caudillo indígena Julián Apaza (Tupac Katari) tendiera sobre la ciudad de La Paz, que se prolongó por seis meses.


La feria de Alasita y el Ekeko son ejemplos del sincretismo que existe entre la tradición originaria, las costumbres llegadas del viejo continente y la religión católica. La feria de Alasita, nombre que deviene del aimara "aljeta" (cómprame), tiene su simbolismo central en ese fetiche aimara, dios de la abundancia, gnomo nativo, que es el Ekeko, cuyo origen es motivo de muchas especulaciones.


Diferentes investigadores e historiadores han aportado supuestos orígenes que difícilmente podrán ser constatados, pero algunos aportan por lo menos interesantes hipótesis. Para Oblitas Poblete el Ekeko es un amuleto de amplio significado benéfico, y representa no solamente la abundancia de bienes, sino la paz y sosiego.


Para Antonio Díaz Villamil, el Ekeko está relacionado a la política, a la lucha por la liberación de los pueblos originarios, a la lucha racial, pero también al amor, al sacrificio y a la lealtad. Su origen se remonta "a la gran sublevación del año 1781; año de la epopeya en que los blancos e indios midieron su bravura, hicieron lujo de sus sacrificios y probaron su entrañable y abnegado amor, los unos por conservarla para su orgullo hispánico y los otros por conquistarla para su añeja tradición".
JornadaNET

Radio en VIVO

CHAT - Uniendo a más bolivianos en todo el planeta

Chat

Radio FmBolivia en Twtter

Radio FmBolivia en Facebook

Menu

Google+

Publicidad

La hora en Bolivia

Revisa tu Horóscopo...